Noticias

Protestas en Cusco: Turista cuenta su experiencia y concluye: “Todo cambia en un instante”

La difícil situación de la “Ciudad Imperial” afecta a los turistas que están alojados en la zona

Las protestas y los actos vandálicos en Cusco afectan no solo a los pobladores de la ciudad, sino también a los turistas alojados en la “Ciudad Imperial”. El viajero norteamericano Matthew H-Cunliffe contó en su Twitter la travesía que tuvo que hacer, caminando, para regresar de Machu Picchu al centro de la ciudad.

“Se cancela el servicio de autobús de conexión de Machu Picchu a Cusco. Los taxis solo pueden llegar a unas 7 millas (11.2 kilómetros) de Cusco. Después de eso, todos tuvieron que caminar por la montaña de vuelta a la ciudad. Finalmente, de vuelta en nuestro hotel”, comentó.

Te puede interesar: Juliaca: saqueadores de Plaza Vea intentan llevarse hasta un auto nuevo que estaba en sorteo

El viajero dejó una fuerte frase en su relato, que ilustra la delicada situación que se vive en todo el país. “Si planea visitar, todo puede cambiar en Perú en un instante”, escribió. Además, posteó varios videos y fotos logradas en el recorrido.

Afectación al turismo en Cusco

Cusco recibe al año miles de turistas interesados, muy especialmente, por Machu Picchu, una de las maravillas del mundo, localizada en su entorno. Sin embargo, las protestas en diciembre de 2022 y en enero, han dejado un fallecido este miércoles 11 de enero, así como varios heridos en choques con la policía.

Las operaciones en el aeropuerto internacional Alejandro Velasco Astete, en Cusco, continúan con normalidad, aunque con un resguardo policial redoblado para evitar incidentes. Las manifestaciones y protestas se realizan en torno al terminal aéreo, ubicado en el centro de la ciudad.

Gran impacto causó, también, el ataque de vándalos contra las instalaciones del Hotel Marriot, a unas dos cuadras de la plaza de Armas. En las redes sociales circularon imágenes y videos de cómo los vándalos se llevaron sillas del restaurante de la terraza, quebraron lunas y las macetas de decoración de los pasillos con arcadas en la calle San Agustín.

Cusco vive del turismo y su imagen está resultando severamente dañada ante los visitantes en el exterior.

Tags

Lo Último


Te recomendamos