logo

Fuente : publimetro.pe

Vida y Estilo 07/07/2012

¿Para toda la vida? Los divorcios aumentan más rápido que las bodas

Casi la mitad de las parejas que se casan terminan en separación. Así lo asegura la columnista de infobae.com, Soledad Blardone.

Por : Redacción Publimetro

Fuente : publimetro.pe

Enamorarse no pasa de moda, las personas se siguen casando pero los divorcios crecen más rápidamente que las bodas.

En Ecuador, la tasa de divorcios ha crecido un 69% en 10 años, según cifras del INE; la población aumentó en 3 millones de personas, pero la tasa de bodas permaneció estancada.

En Argentina, una de cada tres parejas se divorcia y el 60 % de las rupturas es impulsada por las mujeres, según un estudio de María Bertoldi de Fourcade y los datos del Registro Civil de Buenos Aires.

En Europa, dos de cada tres parejas terminan en separaciones. España es el país donde más ha crecido la tasa de divorcios, según datos del Instituto de Política Familiar de ese país.

El porqué:

Las separaciones son más frecuentes en jóvenes.* “Hay divorcios de gente joven que hace un par de décadas no se veían y que se daban a partir de los 10 años de casados”, dice Any Krieger, psicoanalista especializada en pareja y familia y compiladora del libro Repensar los vínculos. *“Ahora se separan al año, incluso con la mujer embarazada, cosa que antes también ocurría pero esporádicamente”.

Infidelidad, incomunicación, malos tratos, conflictos sexuales, diferencias irreconciliables con los familiares de cada uno, el dinero, los diferentes criterios en la educación de los hijos, por solo nombrar algunas, son las causas habituales de una separación.

La mujer es la que mayoritariamente toma la decisión de separarse.

Cómo evitarlo

“Hay que hablar, comunicarse, pedir ayuda y hacer terapia antes de tomar semejante decisión. No es fácil divorciarse, se sufre mucho porque se han invertido muchos años en proyectos comunes”, sostiene.

Para Any Krieger, hay parejas que “no tienen idea de lo que hablan, creen que la salida es el divorcio en vez de intentar una terapia”. Como experta “les digo que no se apuren, que esperen por lo menos 6 meses para volver a pensar en eso, que cada uno tiene que trabajar su dificultad para estar con el otro”