Tecnología

Windows: Qué es “la pantalla blanca de la muerte”, por qué aparece y cómo se soluciona

El error, como su nombre lo indica, impide el uso de la PC al solo mostrar la pantalla en blanco.

Estás terminando un trabajo importante en tu PC, viendo el último episodio de tu serie favorita o enviando un correo que puede cambiar tu vida para bien. De repente, la pantalla de tu computadora se pone en blanco, un error que puede ocurrir en Windows y arruinarnos el día, llamado “la pantalla blanca de la muerte”.

Como su nombre lo indica, esto ocurre cuando la pantalla de tu computadora se pone totalmente blanca, sin letras o imágenes. Solo blanco y el indicador de que algo puede estar pasando con los componentes de hardware o el sistema operativo.

De hecho, el sitio web de Computer Hoy añade en un informe que, cuando se genera este error, la pantalla también podría mostrar un fundido a negro o verde, pero en estos dos casos sí debería mostrarnos un mensaje que explica el problema.

Todo se complica más si solo vemos la pantalla blanca y sin ninguna alerta que indique qué está pasando. Afortunadamente, hay algunas formas de solucionar este problema.

Por qué podría aparecer “la pantalla blanca de la muerte

  • El dispositivo tiene un problema de hardware.
  • Uno o más controladores críticos (normalmente el de la tarjeta gráfica) no están funcionando correctamente. Pueden estar corruptos u obsoleto.
  • Una aplicación en segundo plano está interfiriendo con el proceso del sistema.
  • Faltan uno o más archivos críticos del sistema en tu ordenador.
  • Una actualización de Windows con errores está interfiriendo con el sistema.

Soluciones

  • Comprueba los cables externos. Revísalos todos para ver si hay alguna conexión suelta. Luego, reinicia tu PC y comprueba si sigue apareciendo la pantalla blanca de la muerte.
  • Desconecta todos los dispositivos USB conectados. El problema podría estar siendo generado por alguno que esté dañado.
  • Revisa el estado del controlador de la tarjeta gráfica. Si efectivamente tiene un problema, lo mejor es actualizarlo, y si con ello no vuelve a funcionar, reinstala el controlador.
  • Revisa las posibles actualizaciones de Windows y si alguna que hayas hecho recientemente tiene algún error. Si el problema empezó luego de una actualización, es probable que esa sea la razón.
  • Desinstala las aplicaciones en segundo plano, que puedan estar interfiriendo con el proceso del sistema.
Tags

Lo Último


Te recomendamos