Salud

Dieta cetogénica: ¿Podría ser riesgosa?

También conocida como Keto, es una dieta que esta tomando fuerza por su alta efectividad.

Existe evidencia científica que demuestra los beneficios de una dieta vegetariana para gozar de una vida más sana y poder prevenir diferentes tipos de males como la coronaria, una enfermedad producida por la alta concentración de ciertas grasas y colesterol en la sangre, responsable de miles de muertes a nivel mundial.

Entonces, si tener una alimentación basada en plantas es lo más beneficioso, ¿por qué no tiene la misma difusión que los productos de origen animal?, La respuesta es simple, a la industria de los lácteos, carne y derivados no les conviene.

Al respecto, el Dr. Gabriel Conroy T-Coach de nutrición de Teoma, recomienda tener en cuenta los siguientes puntos antes de seguir una dieta cetogénica:

  1. Consumo de grasas: este tipo de dieta se caracteriza por ingerir grandes cantidades de grasa, como fuente de energía principal, y fomentar el consumo de productos de origen animal como fuente de proteína.
  2. Bajo consumo de carbohidratos: para llevarla a cabo se recomienda restringir los carbohidratos, como los que encontramos en las menestras, cereales, frutas y verduras, a un máximo de entre 10gr y 20gr por día, que puede ser consumido en tres o en una sola comida. Esto contrasta con una dieta balanceada y convencional, en la cual el consumo de carbohidratos puede variar entre 200g y 350g al día.
  3. Deficiencia de vitaminas y minerales: para cubrir el requerimiento de 27 de los micronutrientes esenciales en una dieta KETO, necesitaríamos armar una dieta de 30 000 calorías diarias. Algo humanamente imposible por las limitaciones biológicas, como nuestra capacidad gástrica. Uno de los ejemplos más dramáticos es la deficiencia de selenio, que puede llegar a ser causa de muerte en personas jóvenes.
  4. Impacto negativo en el sistema digestivo: el estreñimiento es el primer indicador que se presenta, pero el último del que debemos preocuparnos. La ausencia de probióticos y disminución del consumo de fibra, en este tipo de alimentación, repercute en la salud de la flora intestinal, incrementando el riesgo de padecer colon irritable.

Si bien con este tipo de dieta aprenderémos a utilizar las grasas como energía y por ende, será más sencillo la perdida de peso, es importante evaluar los pro y contras.

LEE TAMBIÉN

Selección Peruana no jugará amistoso este martes

? Grammy Latinos: Tony Succar ganó premio a Mejor álbum de salsa

Chile decreta alerta sanitaria para tratar afectados por la crisis

Mujer va al baño y da a luz: nunca supo que estaba embarazada

Jeanine Áñez: Evo Morales no podrá presentarse a elecciones

Tags

Lo Último


Te recomendamos