Noticias

Susto: viaje de turismo espacial de $ 450 mil de Richard Branson sufre desperfecto

El vuelo estaba ocupado por cuatro pilotos y cuatro turistas

Virgin Galactic: todo lo que debes saber sobre su vuelo histórico

Los ocupantes del primer vuelo de turismo espacial de 2024 de Virgin Galactic pasaron el susto de su vida cuando la aeronave tuvo un desperfecto que los obligó a quedarse en tierra.

La empresa, propiedad del multimillonario Richard Branson, notificó del incidente este martes a través de un comunicado, precisando que el hecho fue el pasado 26 de enero en Nuevo México, pero que afortunadamente, nadie salió herido.

En el informe explicaron que la falla fue que el “pasador de la alineación se desprendió”. Esta pieza es la que une a la nave nodriza o nave espacial con el cohete y los mantiene alineados, detalla New York Post.

La nave espacial estaba ocupada por cuatro pilotos y cuatro turistas, que pagaron la cuantiosa suma de un promedio de 450 mil dólares por este viaje comercial.

El comunicado destaca que la nave tuvo que regresar a la plataforma de lanzamiento.

“No se han reportado heridos públicos ni daños a la propiedad pública”, aseguró la Administración Federal de Aviación (FAA), que calificó el incidente como un “percance”, que están investigando.

Funcionamiento normal

Virgin Galactic explicó que “durante el vuelo acoplado, a medida que los vehículos ascienden hacia la altitud de liberación, el pasador de alineación ayuda a transferir la resistencia y otras fuerzas desde la nave espacial al conjunto de ajuste del pasador de seguridad y al pilón y al ala central de la nave nodriza”.

Detallaron que “el conjunto del pasador de seguridad permaneció unido e intacto en la nave nodriza sin daños. Si bien ambas partes desempeñan un papel durante el vuelo acoplado, no soportan el peso de la nave espacial ni tienen una función activa una vez que se suelta la nave espacial”.

Te puede interesar: “Gracias por la familia que me has dado”, últimas palabras de Sebastián Piñera en redes para su esposa

Lo normal es que la nave nodriza y el cohete estén unidos hasta que llega a una altura de 45 mil pies. Sin embargo, esto no pasó, sino que se desprendió antes de tiempo.

Tras el “percance”, la FAA exigió a Virgin Galactic elaborar un informe final abordando no sólo lo ocurrido, sino cuáles son las acciones correctivas, de lo contrario,no podrá realizar otro vuelo.

Hasta el momento, la empresa de Branson ha hecho seis viajes, el primero de estos, fue en agosto de 2023.

Tags

Lo Último


Te recomendamos