Noticias

Calentamiento global podría aumentar las tasas de alcoholismo y drogadicción

Los investigadores han descubierto que el aumento de las temperaturas se correlaciona con un incremento de las visitas hospitalarias por trastornos relacionados con el alcohol y las drogas

Alcoholismo

El alcoholismo y la drogadicción, importantes problemas que afectan a las sociedades de todo el mundo, podrían agravarse a medida que avanza el calentamiento global. Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia (EE.UU.) indica que las visitas hospitalarias relacionadas con el consumo de drogas se deben en parte al aumento de las temperaturas, lo que sugiere que el cambio climático podría estar intensificando el problema.

Publicado en la revista Communications Medicine, el estudio representa una de las primeras investigaciones exhaustivas sobre la relación entre la temperatura y las visitas hospitalarias por trastornos relacionados con el alcohol y las drogas.

“Por eso nos vimos impulsados a aportar algunas pruebas cuantitativas sobre la relación entre los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias y la temperatura”, explicó a Metro Robbie M. Parks, primer autor y profesor adjunto de Ciencias de la Salud Medioambiental en la Columbia Public Health.

La investigación consistió en analizar los datos de 671.625 visitas hospitalarias por trastornos relacionados con el alcohol y 721.469 por trastornos relacionados con sustancias en el estado de Nueva York a lo largo de 20 años. El equipo también examinó registros exhaustivos de temperaturas diarias y humedad relativa. Utilizaron un modelo estadístico para comparar los días de altas temperaturas con los días cercanos más frescos, lo que ayuda a comprender el impacto de los fenómenos meteorológicos a corto plazo, como las olas de calor.

El estudio concluye que el aumento de las temperaturas se traduce en un mayor número de visitas hospitalarias por trastornos relacionados con el alcohol. En el caso de otros trastornos relacionados con las drogas (como el cannabis, la cocaína, los opiáceos y los sedantes), las temperaturas más altas también provocaron más visitas al hospital, pero sólo hasta un umbral de 18,8 °C (65,8 °F).

“Las intervenciones de salud pública dirigidas ampliamente a los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias cuando hace más calor -por ejemplo, mensajes específicos sobre los riesgos de su consumo cuando hace más calor- deberían ser una prioridad de salud pública”.

—  Marianthi-Anna Kioumourtzoglou, autora principal y profesora asociada de ciencias de la salud ambiental en Columbia Public Health

¿Por qué aumenta el consumo de alcohol con las altas temperaturas?

Las investigaciones sugieren que las visitas hospitalarias por trastornos relacionados con el alcohol aumentan con las temperaturas más altas debido a:

  • Más tiempo al aire libre realizando actividades de riesgo
  • Mayor consumo de sustancias en climas exteriores más agradables
  • Mayor sudoración que provoca deshidratación
  • Mayores casos de conducción bajo los efectos del alcohol

+3 millones

de muertes al año en todo el mundo se deben al consumo nocivo de alcohol, según la Organización Mundial de la Salud.

+0,5

millones de muertes al año son atribuibles al consumo de drogas.

Entrevista

Robbie M. Parks, profesor adjunto de ciencias de la salud ambiental en Columbia Public Health.

P: ¿Qué despertó su interés por estudiar la relación entre las visitas hospitalarias relacionadas con las drogas y el aumento de las temperaturas?

- Nos interesan especialmente las repercusiones del cambio climático en la salud mental. Aunque existían vínculos plausibles entre los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias, faltaban pruebas cuantitativas. Por eso nos vimos impulsados a aportar algunas pruebas cuantitativas sobre la relación entre los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias y la temperatura.

P: ¿Por qué las temperaturas más altas provocan más visitas al hospital por trastornos relacionados con el alcohol y las drogas?

- Las relaciones entre la temperatura y los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias implican complejas conexiones fisiológicas y conductuales. Aunque en un principio los investigadores dieron prioridad a investigar las repercusiones sanitarias del aumento de las temperaturas en las enfermedades cardiovasculares e infecciosas, nuestro estudio, junto con otros, arroja luz sobre cómo las exposiciones relacionadas con el clima influyen también en la salud mental y el bienestar.

La relación entre los cambios de temperatura y los trastornos relacionados con el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas puede seguir vías fisiológicas y conductuales directas; el aumento del consumo cuando hace más calor, la mayor transpiración y la eficacia de determinadas sustancias, como los opiáceos, en función de la temperatura, pueden contribuir a modificar el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas y la forma en que el cuerpo humano reacciona a su consumo. También existen vías indirectas entre el aumento de las temperaturas debido al cambio climático y el empeoramiento de los resultados en materia de salud mental que podrían conducir a un mayor consumo de alcohol y otras sustancias, como el deterioro del tejido social y el aumento de las desigualdades.

P: ¿Cómo afecta el cambio climático a este tipo de visitas hospitalarias?

- No está claro cómo afectará en el futuro el cambio climático a este tipo de visitas hospitalarias. No obstante, si se puede extrapolar la asociación entre la temperatura y los trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias, es posible que este tipo de visitas hospitalarias aumente con el futuro cambio climático.

P: ¿Pueden las autoridades y la sociedad evitar este aumento de las visitas hospitalarias?

- Es probable que las personas hospitalizadas por trastornos relacionados con el alcohol y las sustancias durante los periodos de estrés térmico vivan con dependencias y adicciones a largo plazo. Esto puede deberse a todo tipo de factores sociales complicados y previos, como la pobreza. Estos factores deben comprenderse y abordarse de forma adecuada para reducir el número total de personas con dependencias y adicciones de larga duración. Espero que nuestro estudio impulse políticas que insten a prestar especial atención a los consumidores de alcohol y a las sobredosis durante los periodos de calor elevado, lo que podría conducir a enfoques éticamente selectivos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos