Noticias

Lo acusan de matar a su hijo de siete años con agua caliente

Al ver sus mentiras descubiertas, Murtadah Mohammad confesó que le echó agua caliente a su hijo como una medida disciplinaria

El mismo ser que le dio la vida, lo mató. Dicen que el amor de los padres es único y especial, pero en este caso, el progenitor es señalado de matar a su propio hijo, un niño de apenas siete años.

Si matar a un adulto ya es grave y punible, el caso es más espeluznante cuando la víctima es hijo o hija del agresor. El agravante es mayor, si se trata de un niño, como en esta nota de sucesos.

New York Post reseñó que las autoridades señalan a Murtadah Mohammad, de 25 años, de asesinar a su hijo Jaevion Riley, de siete años, en enero pasado en New Hampshire.

El pasado 17 de enero, el hombre llamó a la Policía de Manchester porque su hijo estaba inconsciente, sin respirar, con la cara y cuerpo quemado, notificó NBC Boston.

Los organismos de emergencia se trasladaron al lugar y llevaron al niño al hospital, pero fue declarado en estado de coma hasta que murió el 24 de enero. Sus quemaduras eran graves.

Su padre fue arrestado el 19 de enero. Declaró que su hijo se estaba bañando cuando se quemó, pero que él no vio el momento cuando sufrió el supuesto accidente porque no estaba con él en el baño. Sin embargo, las investigaciones arrojaron que antes del hecho, el pequeño no había abierto la regadera. Además, encontraron otras inconsistencias.

Los hallazgos revelaron las mentiras del hombre, por lo que confesó que él le echó agua caliente a su hijo como una medida disciplinaria. Lo acusaron por cargos de agresión, poner en peligro el bienestar del niño y falsofocar evidencia, pero estos le serán retirados para acusarlo por asesinato, según el proceso que lleva la Oficina del Fiscal del Condado de Hillsborough.

La madre no sólo acusa al padre, sino al sistema

The Post expuso que la madre del niño se mostró desesperada por su muerte. Ella testificó que ya había denunciado a Murtadah Mohammad por maltrato en contra de su niño, pero que las autoridades no hicieron caso a su denuncia.

La mujer contó que veía hematomas en su pequeño hijo, pero aún así autorizaron al hombre la custodia compartida.

La entristecida madre culpa al Estado por lo sucedido, aseverando que si hubieran atendido a su denuncia, su hijo estuviera vivo. Preguntó ¿Hasta cuándo es suficiente para que hagan consideren que hay peligro?

Tags

Lo Último


Te recomendamos