Mundo

Autoridades chilenas e italianas investigan origen de incendios forestales

Hasta el momento se informó sobre la detención de 30 personas por presuntamente desatar incendios

Este viernes, autoridades de Chile informaron que un grupo de expertos italianos llegará en los próximos días a Chile para investigar si los incendios forestales que han arrasado con más de 340 mil hectáreas y matado a 24 personas, son de origen intencional. Hasta el momento hay 30 personas detenidas, algunas por desatar incendios por actitudes imprudentes.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, precisó que los fuegos activos en el país son 321, de los cuales 180 están controlados y otros 94 se encuentran fuera de control en las regiones de Ñuble, Biobío y La Araucanía, en el centro sur del país.

También lee: Chile combate 90 incendios sin control pese a mayor humedad

Tohá precisó que el origen del siniestro será investigado “por equipos especializados en el trabajo forense” de los incendios que ayudarán a saber si “hubo intencionalidad”.

Recomendados

El presidente Gabriel Boric visitó Quillón, 450 kilómetros al sur de la capital chilena, en Ñuble, una de las comunas más afectadas y afirmó que los detenidos serán investigados “con todo el rigor de la ley”. Y si son culpables, recalcó, “le tiene que caer todo el peso de la ley”. Agregó que alcaldes y autoridades de los lugares que recorrió “han planteado que hay intencionalidad en algunos focos”.

Anticipó que está conversando con “presidentes amigos latinoamericanos para generar un poder de compra común” para combatir los incendios y “no solamente estar arrendando al Hemisferio Norte”, dijo en aparente alusión a un avión Ten Tanker, arrendado a una empresa estadounidense, que puede lanzar 36 mil litros de agua en una sola descarga.

El aparato llegó a comienzos de semana y suspendió su labor en dos ocasiones por una falla en una válvula.

Tohá puntualizó la gravedad de la situación con lo que sucedió en la víspera en Lolol, en la región de O’Higgins, 210 kilómetros al sur de la capital chilena, donde las llamas arrasaron tres hectáreas en pocas horas, el equivalente a 600 canchas de fútbol. En ocho días los incendios forestales han consumido más de 340 mil hectáreas.

En el combate a las llamas participan cinco mil 500 bomberos locales a los que se suman más de 700 efectivos provenientes de México, con 300 brigadistas de España, Argentina, Colombia, Venezuela y Ecuador. En los próximos días se espera la llegada de otros 250 brigadistas de la Unión Europea.

Un grupo de bomberos de Dalcahue se tomó unos minutos en medio de su arduo trabajo para cantarle ‘cumpleaños feliz’ a Martina, una pequeña que en la víspera cumplió años, informó la institución en su ‘tweet’. La niña, identificada sólo por su nombre, vive en Queime Alto, en Quillón, a 450 kilómetros al sur de la capital chilena, una comuna rural que vivió varias evacuaciones por la cercanía de las llamas.

La preocupación de la jornada se centró en sectores del Ñuble y el Biobío, distantes entre 400 y 500 kilómetros al sur de Santiago, donde más de una decena de comunas fueron abandonadas por la noche del jueves ya que las llamas se acercaron a sectores urbanos.

Desde el inicio de los siniestros, cerca de 200 localidades fueron sido evacuadas, entre ellas Quillón, en el Ñuble, donde estuvieron “muy cerca de ser alcanzada por las llamas”, dijo Tohá.

En el Biobío preocupa Tomé, 500 kilómetros al sur, donde otro incendio amenaza con propagarse a Dichato, un poblado costero que en 2010 fue arrasado por un tsunami, siguiéndole un terremoto de magnitud 8.8.

Te recomendamos: Continúan los incendios forestales fuera de control en Chile

Tags

Lo Último


Te recomendamos