Mundo

María Luisa Segoviano, nueva magistrada del TC, dice que la autodeterminación es algo "complejo" que "hay que estudiar"

No revela si votará a Conde-Pumpido o Balaguer como nuevo presidente del TC pero destaca la importancia de la "empatía"

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La nueva magistrada del Tribunal Constitucional (TC) María Luisa Segoviano ha indicado este lunes que el derecho a la autodeterminación "es un tema complejo" que llegado el momento habría que "estudiar", al ser preguntada en una entrevista en Onda Cero sobre si cree que la Constitución permite ejercerlo a los distintos territorios de nuestro país.

"Ese es un tema muy complejo, sumamente complejo. Es un tema con muchas aristas que hay que estudiar", ha dicho la hasta hace poco presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS) al ser interrogada sobre este asunto por el periodista Carlos Alsina.

Segoviano ha defendido que "no hay que tener miedo a ningún planteamiento, a ninguna posición, a ninguna sugerencia" que se pueda hacer al TC. "No hay que rechazar de entrada nada, pero no quiere decir que se admita, eso hay que tenerlo muy clarito", ha matizado.

Preguntada sobre si es posible que el nuevo TC se desmarque de la doctrina fijada anteriormente por el propio tribunal, la magistrada ha aclarado que "es un precedente del que jamás se puede prescindir", si bien al mismo tiempo ha señalado que "cuestiones parecidas" pueden tener "un determinado elemento distinto" que "puede que exija un mayor razonamiento que lo que se hizo la vez anterior".

Así las cosas, ha hecho hincapié en que "esto es muy técnico", por lo que, llegado el caso, habrá que "mirarlo con muchísimo cuidado, y con sosiego y desapasionamiento".

En cualquier caso, ha querido poner de manifiesto que "la Constitución está fantásticamente hecha" y "todavía puede dar mucho de sí". "De hecho, vemos cómo a lo largo de todos estos años han ido surgiendo distintas cuestiones, se han ido planteando y resolviendo", ha añadido.

CONDE-PUMPIDO O BALAGUER

Por otro lado, se ha referido a la elección del nuevo presidente del TC, ya que con la renovación parcial del Constitucional --que se completará el próximo 9 de enero con la toma de posesión de los cuatro magistrados entrantes-- saldrá Pedro González-Trevijano, actualmente en el cargo.

Para sustituirlo se postulan los magistrados progresistas Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer, si bien Segoviano ha rehusado avanzar a quién dará su voto, que podría ser clave para decidir quién presidirá la corte de garantías.

Ha explicado que no podrá tomar "el pulso" al TC hasta el próximo lunes, cuando tome posesión, y pueda hablar con los demás magistrados y conocer "el plan o la previsión que pueden tener cada uno de los aspirantes".

No obstante, ha expuesto que, "aparte de las facultades de gestión y organización de quien preside, también hay un elemento que es estrictamente personal, y es el carácter que uno tenga, la facultad de relacionarse bien con los demás, la empatía".

"Limar asperezas entre los miembros que componen el tribunal, tratar de acercar posiciones, ser capaz de en un determinado momento calmar los ánimos y suavizar. Creo que esto es muy importante a la hora de que el tribunal funcione", ha completado.

Además, ha asegurado que no ha recibido "sugerencia" alguna sobre a quién debe votar como nuevo presidente del TC, aunque sí ha escuchado "opiniones" de "distintas personas".

EL CONSENSO EN EL CGPJ

Asimismo, ha aludido al acuerdo alcanzado por los llamados sectores progresista y conservador del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el pasado 27 de diciembre para designarla junto a César Tolosa, hasta ahora presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TS, como sus candidatos al TC.

Segoviano también ha rehusado pronunciarse sobre si fue propuesta por el bloque conservador al ser percibida como una candidata que apoyaría a Balaguer frente a Conde-Pumpido, apuntando que cree que pesó más "la conveniencia y necesidad de llegar a un consenso" y que "estábamos terminando el año y era una manera de poner fin a todo", tras seis meses de desencuentros en el seno del CGPJ sobre sus dos aspirantes al TC.

En este sentido, ha resaltado que la jura o promesa del pasado sábado ante el Rey se produjo en un clima "muy cordial", confiando en que con la renovación pueda haber "una situación mucho más distendida, diferente a la que se ha estado viviendo hasta ahora", en el Constitucional. Por su parte, se ha declarado "muy contenta" con su nueva responsabilidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos