Mundo

Rusia: Baterías antiaéreas de EEUU podrán ser blancos

KIEV, Ucrania (AP) — El ministerio del Exterior de Rusia advirtió el jueves que si el gobierno estadounidense entrega misiles sofisticados de defensa aérea a Ucrania, dichos sistemas y cualquier cuadrilla que los acompañe serán “blanco legítimo” para las fuerzas armadas rusas, una contundente amenaza que Washington rechazó de inmediato.

El intercambio de comunicados reflejó la escalada en las tensiones entre Rusia y Estados Unidos en medio de los combates en Ucrania, los cuales se han extendido por casi 10 meses.

La portavoz del Ministerio del Exterior, Maria Zakharova, dijo que Estados Unidos “prácticamente se ha convertido en una parte” de la guerra al proporcionar a Ucrania armas y entrenamiento militar. Añadió que si resultan ciertos los reportes sobre las intenciones de Washington de enviar una batería de misiles tierra-aire Patriot, sería “una nueva provocación de Estados Unidos” y ampliaría su participación en las hostilidades, “lo que conlleva posibles consecuencias”.

“Cualquier sistema de armas que se entregue a Ucrania, incluyendo el Patriot, así como el personal que los opere, son y seguirán siendo blancos prioritarios legítimos para las fuerzas armadas rusas”, declaró Zakharova.

Cuestionado sobre la advertencia de Rusia, el portavoz del Pentágono, el general de la Fuerza Aérea Pat Ryder, respondió que Estados Unidos “no permitirá que los comentarios de Rusia dicten la asistencia de seguridad que proveemos a Ucrania”.

“Me resulta irónico y muy revelador que las autoridades de un país que atacó brutalmente a su vecino — en una invasión ilegal y sin provocación, mediante una campaña que ataca y asesina deliberadamente a civiles inocentes y destruye la infraestructura civil — elijan usar palabras como ‘provocación’ para describir sistemas de defensa cuyo objetivo es salvar vidas y proteger a civiles”, comentó Ryder.

Funcionarios estadounidenses declararon el martes que Washington se dispone a aprobar el envío de una batería de misiles Patriot a Ucrania, finalmente cediendo a la solicitud urgente del gobierno ucraniano de armas más sofisticadas para derribar los misiles rusos que han inhabilitado buena parte de la infraestructura vital del país. Un anuncio oficial podría darse en los próximos días.

La operación y mantenimiento de una batería Patriot requiere de hasta 90 elementos, y durante meses, Estados Unidos se había rehusado a proporcionar el complejo sistema porque para el gobierno del presidente Joe Biden el envío de soldados estadounidenses a Ucrania no es una opción.

Incluso sin la presencia de soldados estadounidenses para entrenar a los ucranianos sobre el uso del sistema, aún persisten preocupaciones de que el envío de la batería pueda provocar a Rusia o de que uno los misiles pueda impactar en territorio ruso e intensifique el conflicto.

Rusia ha señalado en reiteradas ocasiones que sus fuerzas han impactado armas suministradas por Occidente en Ucrania, pero ha resultado imposible verificar dichas afirmaciones.

Hasta el momento Ucrania ha sido cautelosa en su reacción a los reportes.

Hanna Maliar, viceministra de Defensa, dijo el jueves a la prensa en Kiev que el envío de ese tipo de armas sigue siendo “un tema delicado, no sólo para Ucrania, sino para nuestros aliados”, y que únicamente el presidente Volodymyr Zelenskyy o el ministro de Defensa Oleksiy Reznikov realizarán un anuncio oficial sobre un acuerdo de este tipo.

Altos funcionarios de la Casa Blanca y el Pentágono han dicho que enviar más sistemas antiaéreos a Ucrania es una prioridad, y los misiles Patriot han sido considerados durante algún tiempo. La idea tomó una mayor urgencia una vez que las temperaturas comenzaron a bajar y Rusia intensificó su ofensiva contra la infraestructura civil, según los funcionarios.

Hasta el momento, Estados Unidos y otros aliados de la OTAN han proporcionado a Ucrania sistemas antiaéreos de corto y mediano alcance que pueden derribar aeronaves y drones rusos, pero no misiles balísticos y crucero.

Tags

Lo Último


Te recomendamos