Mundo

Foxconn relajará normas COVID en fábrica de iPhone en China

HONG KONG (AP) — La compañía que ensambla los iPhone de Apple Inc. ha anunciado que suavizará sus protocolos contra el COVID-19 en su fábrica más grande de China, después que las restricciones hicieran que miles de trabajadores renunciaran y redujeran la producción de forma drástica.

Foxconn Technology Group anunció en un comunicado en una de sus cuentas oficiales en la plataforma de medios sociales WeChat que pondrá fin al sistema de “ciclo cerrado” en la planta de Zhengzhou, en el centro de China, que requería que los trabajadores se quedaran recluidos en sus espacios de trabajo y residencias para impedir contagios de coronavirus.

La decisión anunciada el miércoles se publicó una semana después de que China comenzara a levantar las duras medidas contra el COVID-19 pese a un auge en el número de casos.

Muchas de las restricciones se han levantado tras una serie de protestas en todo el país el mes pasado. Ahora los ciudadanos no necesitan hacerse pruebas regulares de COVID-19 para viajar en el transporte público. Si dan positivo, pueden aislarse en casa si tienen pocos o ningún síntoma, en lugar de ser enviados a centros de cuarentena.

El gobierno del presidente de China, Xi Jinping, sigue comprometido oficialmente con cortar los contagios. Pero sus últimas medidas sugieren que las autoridades tolerarán más contagios sin imponer cuarentenas ni suspender los viajes o la actividad empresarial.

Miles de trabajadores de la enorme fábrica en Zhengzhou se marcharon a finales de octubre entre quejas de condiciones inseguras de trabajo -lo que incluía desabastecimiento de comida por el cierre de las cafeterías- y un brote del virus en la planta.

El último trimestre del año suele ser una época atareada para compañías como Foxconn, que aumentan su producción con vistas a la temporada de compras navideñas. Apple ha advertido que las entregas del iPhone 14 podrían demorarse debido a incidencias de manufactura.

Foxconn, que tiene su sede en Nueva Taipéi, Taiwán, ha intentado reconstruir su plantilla tras la renuncia masiva de finales de octubre. La compañía terminó disculpándose después de que una disputa salarial provocara protestas de trabajadores que dijeron que Foxconn había cambiado los términos salariales ofrecidos para atraerles a la planta.

En su anuncio, la compañía indicó que dejaría de ofrecer comidas gratuitas a los trabajadores debido a la reapertura de las cafeterías de la fábrica. En lugar de eso, se descontarán los gastos de comida de los salarios de los trabajadores como de costumbre, aunque los empleados que tengan que hacer cuarentena tras dar positivo en el virus seguirán recibiendo comidas gratuitas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos