Noticias

El horrible caso del “Monstruo de la morgue” que violó más de 100 cadáveres

David Fuller cumple cadena perpetua por abusar sexualmente de niñas y mujeres muertas en las morgues de los hospitales donde trabajaba. Además, lo acusan de matar a otras dos féminas

El caso del “Monstruo de la morgue” tiene impactado a todo Reino Unido. David Fuller, de 68 años y padre de cuatro, cumple cadena perpetua por dos asesinatos y por violar más de 100 cadáveres de mujeres y niñas, los cuales además filmaba mientras cometía el abuso.

El depravado fue sentenciado en medio de los gritos y llanto de los familiares de las fallecidas, una de las cuales le reclamó: “Besé a mi madre para despedirme, y ese debería haber sido el último toque humano que tuvo. Llena de amor y devoción. En cambio, fue tu toque vil”, según publicó The Sun.

Medios internacionales reseñaron que el sujeto confesó haber violado a niñas, adolescentes, mujeres jóvenes e incluso a una anciana de 100 años.

Se aprovechó de su cargo como electricista en el Hospital de Kent y Sussex, y en el Hospital Tunbridge Wells, en Pembury, donde laboró por más de 20 años.

“La acusación refleja el curso de conducta del señor Fuller durante su empleo durante las cuales abusó sistemática y repetidamente de los cuerpos de mujeres y niñas muertas. Abusó de al menos 101 mujeres”, declaró el fiscal Michael Bisgrove en líneas de The Sun.

Indicó que 10 de las víctimas no están identificadas.

Cargos

El aberrado admitió haber cometido violación con penetración sexual a las fallecidas en las morgues y posesión de pornografía extrema.

Una de las pruebas del abuso es que encontraron su ADN en los cadáveres de las víctimas.

The Mirror reseñó que durante el allanamiento en su casa, situada en Heathfield, East Sussex, la policía encontró una biblioteca de imágenes del sujeto abusando de los cadáveres. En la residencia, vivía con su familia.

El referido medio informó que al hombre lo imputaron por los asesinatos de Wendy Knell, de 25 años; y de Caroline Pierce, de 20 años, en 1987.

No hay caso tan aberrante como este en la historia legal del Reino Unido.

“Los horrores de este caso sin duda permanecerán con todos los que han trabajado tan incansablemente para cerrar el caso”, dijo Libby Clark, del Servicio de Fiscalía de la Corona, según The Mirror.

Las familias de las víctimas recibirán compensaciones.

Tags

Lo Último


Te recomendamos