Mundo

Ciencia.-Descubierto un cementario de tiburones en un fondo marino australiano

Un buque científico australiano ha recogido un espécimen de una nueva especie de tiburón y descubierto un cementerio de tiburones en las profundidades del océano.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El cementerio contenía incluso dientes del antepasado inmediato del gigantesco tiburón megalodón

Los descubrimientos se hicieron a bordo del RV Investigator -operado por CSIRO, la agencia científica nacional de Australia- durante estudios de biodiversidad en dos de los parques marinos más recientes de Australia. El primero fue un viaje reciente al Parque Marino de las Islas Cocos (Keeling), en el remoto Océano Índico. El segundo es un viaje en curso al Parque Marino de Gascoyne, frente a las costas de Australia Occidental.

Will White, experto en tiburones de la Colección Nacional de Peces de Australia del CSIRO, declaró que uno de los hallazgos más emocionantes del viaje en curso había sido la recogida de un espécimen de una nueva especie de tiburón.

"Esta especie es única en Australia, pero aún no ha sido descrita ni bautizada. El espécimen que recogimos será muy importante para la ciencia porque lo utilizaremos para describir la especie", añadió en un comunicado.

Entre los tiburones cornudos se encuentra el conocido tiburón de Port Jackson y suelen ser especies de movimientos lentos que viven en aguas poco profundas. Pasan la mayor parte del día camuflados entre las rocas y las algas del fondo marino y salen por la noche para alimentarse. Sin embargo, esta nueva especie vive en aguas de más de 150 metros de profundidad y no sabemos nada de su comportamiento.

Por otra parte, uno de los hallazgos más insólitos del anterior viaje a las islas Cocos (Keeling) fue el descubrimiento de un cementerio de tiburones en el fondo marino. Los científicos, dirigidos por el Instituto de Investigación de los Museos de Victoria, hicieron el sorprendente descubrimiento durante el último estudio de arrastre del viaje a una profundidad de 5.400 metros. La red de arrastre sacó a la luz más de 750 dientes de tiburón mineralizados (fosilizados) que representaban a una serie de especies depredadoras.

Glenn Moore, conservador de peces del Museo de Australia Occidental, participa en el viaje y afirma que los dientes proceden de una interesante mezcla de tiburones modernos y antiguos.

"Los dientes parecen proceder de tiburones modernos, como el marrajo y el tiburón blanco, pero también de tiburones antiguos, como el antepasado inmediato del gigantesco tiburón megalodón", explicó el Dr. Moore.

"Este tiburón evolucionó hasta convertirse en el megalodón, que era el mayor de todos los tiburones, pero que se extinguió hace unos 3,5 millones de años.

El megalodón estaba considerado uno de los depredadores más poderosos que han existido, pero sólo se conocen restos fragmentarios, como sus dientes. Su aspecto y tamaño máximo siguen siendo inciertos. Los dientes recogidos aquí proceden probablemente de su pariente más cercano, un tiburón que llegó a medir más de 12 m de largo.

El Dr. Moore afirmó que era asombroso que se hubiera recogido tal cantidad de dientes en una zona relativamente pequeña del fondo marino. "También hemos encontrado algunos dientes de marrajo y tiburón blanco durante el viaje en curso, pero nada parecido a la cantidad hallada en el viaje anterior. Es increíble pensar que hemos recogido todos estos dientes en una red del fondo marino a unos 4 o 5 km por debajo de la superficie del océano", declaró.

Tags

Lo Último


Te recomendamos