Mundo

El inglés Harry Kane defiende en Catar su Bota de Oro de 2018

El inglés aspira a volver a ser el máximo goleador, en pugna con Mbappé, Neymar o Messi, entre otros

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

El Mundial de Catar está a la vuelta de la esquina y una de las incógnitas es saber quién será el máximo goleador de la cita, carrera en la que debe partir con cierto favoritismo el inglés Harry Kane por ser el Bota de Oro de la anterior edición de Rusia 2018, si bien tendrá en Kylian Mbappé, Robert Lewandowski o Leo Messi a algunos de sus duros competidores.

Recomendados

Igual que hacer predicciones de qué selección conquistará el nuevo cetro mundial es complicado, es igual de improbable acertar qué jugador será el Bota de Oro. Pero, analizados los estados de forma de los mejores delanteros y sus actuaciones previas, la lista de aspirantes puede quedar más o menos cerrada --con espacio para las sorpresas que siempre depara el fútbol--.

De momento, el inglés Harry Kane se ha ganado con creces estar en esa lista, y visto como un firme candidato a revalidar su 'pichichi' mundial. El ariete de Londres, estrella y emblema del Tottenham Hotspur, ha marcado 51 goles con la camiseta de los 'Three Lions' y 6 de ellos fueron en el Mundial de Rusia 2018, del que fue Bota de Oro.

Ahora lleva, en el arranque de la Premier League, 12 goles anotados y es el segundo máximo artillero de la liga inglesa, solo por detrás de los 18 de Erling Haaland (el gran ausente de la lista al quedar Noruega fuera de este Mundial). Kane es sinónimo de gol, con capacidad de marcar en jugada de transición, en ataque posicional y en acciones de estrategia. Es además la gran referencia ofensiva de una Inglaterra aspirante al título.

Una histórica rival de Inglaterra es la selección de Francia, que llega a Catar con un Kylian Mbappé llamado a liderar a los 'Bleus' en un Mundial que le llega ya, pese a su juventud, en su plenitud futbolística. Son 12 goles los que ha marcado en la Ligue 1, más que Neymar y Messi en el Paris Saint-Germain.

Con un Antoine Griezmann más apagado y destronado como 'principito' --fue Bota de Plata en Rusia 2018--, y Karim Benzema que con Francia hace de todo y no es tan ariete puro como en el Real Madrid, Mbappé aspira también a la Bota de Oro.

Otras favoritas para hacerse con el Mundial son Brasil y Argentina. Los archi-enemigos sudamericanos llegan en buena forma a este Mundial y son la contraposición al poderío europeo. En cuanto a Brasil, Neymar será el líder del ataque y de la 'canarinha'. Está, como Mbappé, en su plenitud --todavía más, si cabe-- y sus 11 goles en la Ligue 1 (15 en 20 partidos esta temporada) le avalan como candidato.

En el bando de Argentina, Leo Messi está, en teoría, ante su gran y última oportunidad de sumar un Mundial a su palmarés. Del '10' se espera mucho y, tras un inicio irregular en el PSG, parece llegar fino a Catar. De hecho, entre todas las competiciones, suma 12 goles en 19 choques. Y, si no es Messi, está el interista Lautaro Martínez preparado para ser el perforador de redes argentino (suma 7 goles en la Serie A esta campaña).

No hay que olvidar nunca a Alemania. Porque al fútbol juegan once contra once y siempre gana Alemania, como dijo Gary Lineker. En una 'Mannschaft' retocada y rejuvenecida, no parece que haya cambios en cuanto a que el incombustible Thomas Müller (33 años) será una de las bazas ofensivas. Lleva sólo dos goles en la presente Bundesliga, pero es el jugador en activo con más tantos en los Mundiales, con 10 en 16 partidos en tres Mundiales (2010, 2014 y 2018) y tiene a seis a su compatriota Mirolav Klose, el 'pichichi' histórico.

Lejos de las grandes potencias mundialistas, pero en equipos que son capaces de dar la sorpresa, hay también aspirantes. Primero, el dos veces Bota de Oro de Europa en las dos últimas temporadas; Robert Lewandowski. El blaugrana lidera una Polonia que gira a su alrededor, y que puede pasar a octavos y dejar al '9' en esa lucha. De momento, 'Lewan' lleva 12 goles con el Barça y es 'pichichi' de LaLiga Santander pero parece que necesitará que su selección llegue lejos.

SER EL 'PICHICHI' NO GARANTIZA NADA

Y, pese a su malestar en el Manchester United y a que pueda ser defenestrado del todo como 'red devil', no hay que dejar fuera de esta lista de aspirantes a Cristiano Ronaldo. Motivado como nunca para dar su mejor versión en el Mundial, el luso, que suma tres goles en toda la temporada, puede ser la sorpresa si convierte su rabia interna en gol y recupera la puntería que tuvo no hace tanto.

Lo que parece complicado para cualquier de ellos es superar el récord de goles anotados en una Copa del Mundo, en poder de Just Fontaine, que anotó 13 en la edición de 1958. El francés superó la marca lograda cuatro años antes por el húngaro Sandro Kocsis, con 11, y desde entonces sólo el alemán Gerd 'Torpedo' Müller pudo acercarse a la decena de tantos, con los 10 que anotó en 1970 en México.

Además, la Bota de Oro mundialista no suele ser sinónimo de título en la era más moderna del fútbol. El argentino Mario Kempes y el italiano Paolo Rossi lideraron a sus países con sus seis respectivos goles a la gloria en 1978 y 1982, pero a partir de ahí, únicamente Ronaldo Nazario, 'pichichi' en 2002 con ocho dianas, y David Villa, que firmó cinco en 2010, empatado con Thomas Müller, Wesley Sneijder y Diego Forlán, vieron a sus selecciones levantar la Copa Jules Rimet.

Tags

Lo Último


Te recomendamos