Mundo

Uruguay, sin el Maestro y con otro libreto

Esta vez no estará el “Maestro” al timón.

Por primera vez en 15 años, Uruguay afronta una Copa del Mundo sin el mando del reverenciado técnico Óscar Tabárez, quien dirigió a la “Celeste” en los tres últimos mundiales llevándola a semifinales en Sudáfrica 2010, a octavos en Brasil 2014 y a cuartos en Rusia 2018.

Una seguidilla de malos resultados que dejaron a Uruguay al borde de un naufragio en las eliminatorias desembocó en la salida del Maestro, cortando un largo vínculo casi familiar con toda una generación de jugadores. Tabárez tuvo un primer ciclo con Uruguay en el que lo clasificó a Italia 1990.

Diego Alonso lo sustituyó a inicios de año y logró enderezar el rumbo a tiempo. El dos veces campeón del mundo hilvanó tres victorias consecutivas para meterse a su cuarta cita mundialista seguida y la 14ta en su historia. Ahora es el turno del nuevo entrenador de 47 años, en un Mundial que marcaría el adiós de los dos máximos artilleros históricos del equipo, Luis Suárez y Edinson Cavani, que descollaron en la era Tabárez.

Uruguay debuta el 24 de noviembre contra Corea del Sur por el Grupo H, que completan Ghana y la Portugal de Cristiano Ronaldo, a la que el equipo del Maestro eliminó en octavos de final en Rusia.

"No nos comparamos con nadie, ni con mundiales anteriores, ni con lo que ha pasado antes, simplemente aspiramos a lo máximo porque es lo que queremos, es nuestro deseo”, dijo Alonso a The Associated Press en una entrevista.

¿QUÉ CAMBIÓ?

Alonso no se anduvo con cuentos para meterle manos al once titular en un momento crucial.

Tras goleadas escandalosas, ajustó la zaga con nuevas caras y cambios tácticos. Sergio Rochet tomó la portería, relevando al veterano Fernando Muslera, un intocable en la era del Maestro, mientras que sumó a Mathías Olivera, un jugador de 24 años del Napoli, al sector izquierdo de una defensa donde Ronald Araújo, de 23 años y del Barcelona , ocupó la banda derecha, con Diego Godín y José María Giménez como centrales.

“Diego tiene otra idea de juego”, afirmó Giménez, del Atlético de Madrid y quien estuvo en Rusia. “Nos las trasmite día a día; trabajamos mucho en la cancha, muchos vídeos, con mucha información, muchas herramientas nos está dando”.

La impresión en Uruguay es que con el nuevo pizarrón de Alonso, la Celeste ganó más en la marca y la presión incesante con pelota y sin ella. Por otra parte, al dar más flexibilidad y libertad al tándem de Rodrigo Betancur y Federico Valverde en la medular se multiplicaron las llegadas al arco rival con el medio extremo Facundo Pellistri, de 20 años y otras de las grandes apuestas de Alonso; Giorgian De Arrascaeta; Suárez y Cavani. El 4-1 contra Venezuela y el 2-0 frente a Chile, en el tramo final de las eliminatorias, sirven como evidencias.

¿ÚLTIMA CITA DE SUÁREZ Y CAVANI?

Qatar es el cuarto viaje mundialista para Suárez y Cavani, y posiblemente el último.

Suárez, de 35 años, es el máximo goleador de Uruguay con 68 en 134 partidos, seguido por Cavani, también de 35, que tiene 58 en 133 encuentros. El nueve charrúa también se convirtió en el mayor anotador de las eliminatorias sudamericanas con su tanto en la victoria por 2-0 contra Chile en la última fecha, al sumar 29, uno más que Lionel Messi.

El ex atacante del Barcelona y Atlético Madrid suma siete goles en los mundiales y está a uno de empatar al máximo goleador uruguayo en copas del mundo, Óscar Míguez, campeón de 1950.

NUEVAS FIGURAS

Darwin Núñez, Federico Valverde y Araújo son las nuevas figuras del seleccionado.

Núñez, el delantero de 23 años que estremeció el mercado de pases en Europa a mitad de año con su fichaje por el Liverpool por 75 millones de euros, el más caro en la historia del club. Aunque sus primeros meses en Anfield fueron complicados y su aporte ofensivo escaso, ya se estrenó con un tanto en la Liga de Campeones.

Con Suárez y Cavani en retirada, el ex jugador del Benfica es la cara más visible del recambio en el ataque charrúa.

Otros dos jugadores a seguir y que al igual que Núñez debutarán en Qatar, son Valverde y Araújo.

Para Alonso, el juego de Uruguay pasa por los pies de Valverde, uno de los artífices en la 14ta consagración del Real Madrid en la Champions. "Desparrama fútbol cada vez que toca la pelota”, según el técnico.

El mediocampista del Madrid pasó de promesa a realidad. Antes era jugador de sacrificio, de marca. Ahora anota — peligroso con remates desde lejos del área — y mete centros para goles. Sabe el oficio de defender en el mediocampo, también aparece de extremo o lateral derecho.

Y Araújo, del Barcelona, es la carta polifuncional en la zaga, aunque genera incertidumbre en Uruguay luego de someterse a mediados de octubre a una operación del aductor largo del muslo derecho tras una lesión que sufrió al inicio de un amistoso contra Irán el 23 de septiembre.

El defensor aseguró que la cirugía salió bien y que está enfocado en su recuperación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos