Mundo

Son, punta de lanza de la ambiciosa Corea del Sur en Qatar

SEÚL (AP) — Pocos jugadores pueden cargar la ilusión de todo un país como Son Heung-min.

Corea del Sur se ampara en la extraordinaria calidad del astro del Tottenham en la Copa Mundial.

El delantero de 30 años empezó la temporada de la Liga Premier con una sequía goleadora en las primeras ocho jornadas, pero parece que recuperó la puntería justo a tiempo para la cita en Qatar.

Son destaca por su versatilidad en todo el frente de ataque, su capacidad para improvisar con ambos pies y ser muy escurridizo para los defensores rivales.

La actual camada es quizá la mejor que Corea del Sur ha reunido para un Mundial. Son tiene de escuderos a varios jugadores veinteañeros o recién pasados de los 30 que se han consolidado en varios clubes europeos.

Pero los surcoreanos saben que no están entre los favoritos para salir vivos del durísimo Grupo H, en el que se enfrentarán a Portugal, Uruguay y Ghana.

Los detractores del técnico de Corea del Sur Paulo Bento le reprochan la rigidez de sus planteamientos tácticos, dependiendo en demasía de las aportaciones de Son y que a veces no logra capitalizar su repertorio. La defensa también deja cosas que desear.

GIGANTE ASIÁTICO

Qatar será el 11mo Mundial de Corea del Sur y el décimo seguido. Alcanzaron la fase de eliminación directa en dos ocasiones — semifinalistas como anfitriones en 2002, y los octavos de final en Sudáfrica 2010.

Corea del Sur sorteó las eliminatorias de Asia sin sobresaltos, pero encandiló en los fogueos que disputó en septiembre. Empató 2-2 con Costa Rica y le ganó 1-0 a Camerún.

Algunas voces criticaron a la federación surcoreana por no agendar amistosos contra rivales de mayor calado, y que todos los ensayos desde junio han sido en casa.

La participación surcoreana en Rusia 2018 culminó en la etapa de grupos. Un gol postrero de Son coronó la victoria 2-0 ante Alemania en la última jornada para eliminar a los vigentes campeones, pero Corea del Sur de todas formas no pudo salir adelante.

“Nos somos favoritos, pero tengo la confianza que tenemos la capacidad para dar una verdadera sorpresa a los equipos más fuertes", dijo Son, quien disputará su tercer Mundial.

AL COMPÁS DE SON

Son compartió con Mohamed Salah el liderato de la tabla de goleadores de la Liga Premier la pasada temporada, pero a menudo no ha podido dar rienda suelta con la selección su variedad de recursos cuando conduce el balón.

Desde que asumió las riendas de Corea del Sur en 2018, Bento ha probado con diversos socios de ataque para Son. ¿El resultado? Una rotación.

Hwang Ui-jo, del club griego Olympiakos, añade otro delantero nato en el once titular. Pero Hwang no genera espacios para Son como lo puede hacer Cho Gue-sung (Jeonbuk Hyundai) con su habilidad para ganar balones aéreos y arrastrar marcas.

Si Bento opta por replegarse contra Uruguay o Portugal, podría apelar a Jeong Woo-yeong (Friburgo) como acompañante de Son con el fin de aprovechar su velocidad para alcanzar balones y moverse por todas partes.

Hwang Hee-chan (Wolverhampton) y Lee Jae-sung (Mainz) asoman como los extremos, mientras que Hwang In-beom (Olympiakos, manejará los hilos en el mediocampo).

ATRÁS

Bento quiere que sus defensores adelanten líneas y darle más verticalidad al ataque. Pero los espacios que dejan desprotejidos atrás han provocado problemas defensivos que Corea del Sur no ha sabido resolver.

El veterano Jung Woo-young (del club qatari Al Saad) suele ser exigido más de la cuenta en su rol de solitario volante de contención. La tendencia de la selección es ceder espacios a medida que el partido transcurre y por ello ha encajado goles en el contragolpe.

Bento al menos cuenta con una sólida dupla de centrales. Kim Min-jae, de brillante nivel en su primer temporada con el Napoli, aporta garantías por su estatura, físico y velocidad. Su colega, Kim Young-gwon, es uno de los jugadores con mayor experiencia en el plantel.

Tags

Lo Último


Te recomendamos