Mundo

Bruselas propone condiciones más estrictas para la importación de armas de fuego

La comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha propuesto este jueves condiciones más estrictas para la exportación e importación de armas de fuego para evitar que dispositivos no autorizados lleguen a civiles europeos, al tiempo que plantea simplificar la burocracia para los fabricantes, vendedores y clientes de armas legales.

BRUSELAS, 27 (EUROPA PRESS)

Bruselas estima que hay más de 35 millones de armas de fuego ilegales en la Unión Europea, territorio en donde unas 630.000 armas figuran como robadas o extraviadas en el Sistema de Información Schengen, y avisa de que el uso de estos dispositivos por bandas criminales "amenaza" a las sociedades europeas.

"La seguridad interior de la UE para reducir el uso ilegal y el tráfico de armas de fuego debe basarse en una buena cooperación policial, buena inteligencia y procedimientos transparentes", ha dicho Johansson en una comparecencia en Bruselas para exponer los detalles de su propuesta.

Entre las ideas de la revisión de la directiva que plantea Johansson figura introducir normas técnicas más estrictas para que las armas de alarma y señal -- diseñadas para disparar únicamente cartuchos de fogueo, pirotecnia o gases lacrimógenos-- no puedan ser transformados en armas "letales", así como crear un listado de aquellas "no convertibles".

Bruselas quiere también actuar contra los componentes de armas de fuego semiacabadas para que sólo puedan ser importadas por vendedores con licencia y tratar de reducir así la presencia de armas "fantasmas" que llegan a la Unión Europea sin que consten en ningún registro.

"Se trata de dispositivos no considerados como armas de fuego que pueden ser fácilmente importados y luego concluir su ensamblaje en la Unión Europea, por ejemplo como ocurrió con las utilizadas en los atentados de Bataclán y Charles Hebdo (en París)", ha recordado Johansson.

Si sale adelante la nueva norma, que ahora será objeto de negociación entre la Eurocámara y el Consejo, las armas de fuego consideradas más peligrosas deberán tener un certificado que atestigüe que el comprador es el destinatario final y no tiene intención de transferirlo a un tercero.

Otra de las claves de la reforma es introducir controles más estrictos en las autorizaciones para comercializar armas, de modo que las autoridades nacionales deban comprobar antes de expedir el permiso si a la persona que lo solicita se le ha negado una autorización de ese tipo en otro Estado miembro. Para agilizar este proceso, Bruselas quiere que los Estados miembro compartan con el resto de socios del bloque la información de permisos denegados.

La comisaria ha añadido que junto al esfuerzo por endurecer las reglas contra el comercio ilícito, los servicios comunitarios quieren también "facilitar el traslado de quienes viajen legalmente con armas, por ejemplo por exposiciones o competiciones deportivas, simplificando los trámites burocráticos", por lo que proponen también varios cambios normativos que reduzcan y agilicen la burocracia en el sector.

Tags

Lo Último


Te recomendamos