Mundo

Fernando Aramburu, sobre la "irrelevancia" del escritor español: "Lloriquear no nos va a ayudar mucho"

FRANKFURT, 21 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Eduardo Blanco) El escritor Fernando Aramburu, uno de los autores presentes en el pabellón español de la Feria del Libro de Frankfurt que se celebra hasta el domingo 23 de octubre, rechaza la etiqueta de 'irrelevancia' en el panorama internacional del escritor en lengua española, aunque cree que "lloriquear no va a ayudar mucho".

FRANKFURT, 21 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Eduardo Blanco)

El escritor Fernando Aramburu, uno de los autores presentes en el pabellón español de la Feria del Libro de Frankfurt que se celebra hasta el domingo 23 de octubre, rechaza la etiqueta de 'irrelevancia' en el panorama internacional del escritor en lengua española, aunque cree que "lloriquear no va a ayudar mucho".

"No estoy de acuerdo con la irrelevancia, es una autoflagelación nuestra. Tenemos ese temperamento según el cual buscamos las culpas en nosotros mismos, pero la realidad es que se publica mucho y en muchos países. Además, probablemente hay otros idiomas que se traducen menos que el español, así que lloriquear no nos va a ayudar mucho", ha explicado a un grupo de periodistas.

Aramburu, residente en Alemania desde hace más de 30 años, ha analizado también la presencia de autores españoles en este país. "Veo la televisión, visito librerías y se podría decir que le tomo el pulso a la presencia de la literatura española en la actualidad cultural alemana. Y percibo que en los últimos años había una ostensible ausencia", ha lamentado.

En este sentido, ha explicado que esa 'ausencia' es palpable en "un escaparate, en una mesa de novedades o en un puesto de libros más vendidos", en especial en relación "a décadas anteriores". "Y creo que la culpa no es de la literatura española, sino de que hay un problema en la cadena de transmisión que se debería mejorar", ha señalado.

"Se debería hacer algo, aunque no sé muy bien qué, porque no soy librero, ni subvencionador político", ha indicado con humor. "A mí me gusta mucho con el lema con el que hemos venido a la Feria --'creatividad desbordante'--, un poco chulesco pero también un poquito optimista: no venimos aquí con complejo de inferioridad ni como un país de segundo rango", ha destacado.

Aramburu reitera estar "convencido de que el autor español tiene algo valioso que ofrecer a los demás", y apunta también a la importancia de las traducciones. "Se encuentran autores españoles en librerías alemanas, pero hay que buscarlos, y la realidad es que nadie está tres horas buscando sino que se deja llevar un poco por lo que está más visible", ha afirmado.

"Creo que de alguna manera deberíamos romper esa pared de cristal y esta feria es una oportunidad única para hacerlo", ha añadido, para luego mostrar confianza en la nueva generación de escritores. "Leo todo lo que puedo de gente mucho más joven que yo y con la intención egoísta de aprender de ellos: Pilar Adón, Isabel Bono o Manuel Vilas", ha destacado.

El autor de 'Patria' ha reconocido que 'El infinito en un junco' es un libro que le "fascinó" --ha conocido a Irene Vallejo, su autora, en esta feria-- y que no se cierra a lo que hacen otros autores únicamente por residir en el extranjero. "No estoy seguro de que la realidad española se vea mejor desde fuera pero sí está claro que se ve de otra manera", ha aseverado.

El escritor asegura estar pasando un "buen momento" en su carrera y, en especial, de su situación profesional en Alemania. "Aquí traducen mis novelas, ya van cinco, y con 'Patria' tuve mucha suerte porque me abrió todas las puertas y hubo hasta una disputa por publicar el libro. Eso nunca me había pasado y ahora tengo un editor fijo", ha celebrado.

Las últimas cifras apuntan a un crecimiento de los hábitos de lectura en España tras la pandemia. "Celebro que ese índice, que no es muy boyante, crezca. Y conjeturo que se debe a que muchas personas buscaban respuestas en los libros a su incertidumbre por la pandemia", ha concluido.

Tags

Lo Último


Te recomendamos