Mundo

Moscú realiza referendo en regiones ocupadas de Ucrania

KIEV, Ucrania (AP) — Un referendo orquestado por el Kremlin arrancó el viernes en regiones ocupadas de Ucrania para intentar anexarlas a Rusia, y con el propósito de captar votos algunos funcionarios llevaban boletas a apartamentos acompañados por policías armados.

Kiev y Occidente condenaron la iniciativa, afirmando que se trata de una elección amañada cuyo resultado ha sido preordenado por Moscú.

Los referendos en las regiones de Luhansk, Jersón, Zaporiyia y Donetsk fueron considerados ampliamente un preludio a que Moscú se las anexe. Las votaciones, supervisadas por autoridades instaladas por Rusia, continuarán hasta el martes, y es casi seguro que su resultado será favorable al Kremlin.

Autoridades de la región de Jersón indicaron que los habitantes de un área pequeña controlada por Moscú en la vecina provincia de Mikolaiv también podrán votar, y esa área fue “incorporada” a Jersón hasta que las fuerzas rusas hayan tomado toda Mikolaiv.

Ucrania y Occidente calificaron los referendos como un intento ilegítimo por parte de Moscú para quedarse con una parte extensa del país, desde la frontera rusa hasta la península de Crimea. En 2014 se celebró una votación similar en Crimea antes de que Rusia se la anexara, una medida que la mayor parte del mundo consideró ilegal.

Bajo el argumento de que lo hacen por motivos de seguridad, las autoridades electorales llevaron las boletas a las casas de la gente e instalaron casillas de votación móviles. La televisión estatal rusa mostró a uno de esos equipos electorales acompañado por un policía enmascarado que portaba un fusil de asalto.

Iván Fedorov, el alcalde ucraniano de Melitópol, en la región de Zaporiyia, le dijo a The Associated Press que ciudadanos rusos y habitantes de Crimea fueron traídos a esa ciudad para que exhortaran a la gente a votar.

“Los rusos ven una abrumadora renuencia y miedo de acudir al referendo, y se ven obligados a traer gente... para crear una imagen y una ilusión de la votación”, señaló. “Grupos de colaboradores y rusos, junto con soldados armados, están realizando una votación de puerta en puerta, pero poca gente les abre la puerta”.

En Rusia también se habilitaron centros de votación, donde refugiados y otros residentes de esas regiones ucranianas depositaron sus votos.

Denis Pushilin, el líder separatista prorruso en la región de Donetsk, dijo que el referéndum es “un hito histórico”.

En comunicado a las regiones ocupadas, Vyacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del Parlamento ruso —la Duma Estatal_, dijo: “Si deciden formar parte de la Federación Rusa, los apoyaremos”.

Miles de personas asistieron a mítines en toda Rusia en apoyo a los referendos, reportaron agencias noticiosas.

“Larga vida al pueblo ruso, que es uno solo, grande y unido”, declaró un orador ante la multitud reunida para un mitin en el centro de Moscú, y un concierto llevaba el título: “No abandonamos a los nuestros”.

El gobernador de Luhansk, Serhii Haidai, acusó a las autoridades rusas de anotar los nombres de las personas que votaron en contra de convertirse en parte de Rusia. En publicaciones en línea, Haidai también alegó que los funcionarios rusos amenazaron con derribar las puertas de cualquiera que no quisiera votar.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, instó a los ucranianos de las regiones ocupadas a socavar los referendos y a compartir información sobre las personas que llevan a cabo “esta farsa”. También instó a los ucranianos a evitar ser llamados a filas en la movilización rusa anunciada el miércoles.

“Pero si terminan en el ejército ruso, entonces saboteen cualquier actividad del enemigo, interfieran con cualquier operación rusa, dennos toda la información importante sobre los ocupantes. ... Y a la primera oportunidad, pásense a nuestras posiciones”, dijo en un discurso nocturno.

La movilización parcial de reservistas ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin podría sumar unos 300.000 efectivos, señaló su ministro de Defensa. Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, dijo que son falsos los reportes de prensa de que hay planes para reunir hasta 1,2 millones de soldados.

En todo el país, los hombres abrazaron a sus familiares llorosos antes de partir al llamado a las armas, el cual ha generado temores de que pueda seguirle un reclutamiento más extenso. Activistas antibélicos planeaban efectuar más protestas el sábado.

Otros hombres rusos intentaron desesperadamente irse del país, adquiriendo los escasos boletos de avión que hay en venta y generando embotellamientos de tránsito de incluso horas y días de duración en algunas fronteras.

Mientras tanto, en un sombrío recordatorio de la brutalidad de la invasión que comenzó hace 7 meses, funcionarios ucranianos y expertos de las Naciones Unidas dijeron que hay nueva evidencia de crímenes de guerra de Rusia.

El gobernador regional de Járkiv, Oleh Synyehubov, y el jefe de la policía regional, Volodymyr Tymoshko, declararon que al menos 30 de los 436 cadáveres exhumados hasta ahora en Izium presentaban signos de tortura. Entre ellos estaban los cuerpos de 21 soldados ucranianos, algunos encontrados con las manos atadas a la espalda, dijeron.

Las fuerzas rusas ocuparon Izium durante seis meses antes de ser expulsadas por una contraofensiva ucraniana este mes. Las exhumaciones, que comenzaron hace una semana, están llegando a su fin, mientras los investigadores trabajan en la identificación de las víctimas y de la forma en que murieron.

Los expertos comisionados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU también presentaron pruebas de posibles crímenes de guerra, como golpizas, descargas eléctricas y desnudez forzada en los centros de detención rusos, y expresaron su grave preocupación por las ejecuciones extrajudiciales que el equipo estaba trabajando para documentar en Járkiv y las regiones de Kiev, Cherníhiv y Sumy.

____

La periodista de The Associated Press Lori Hinnant contribuyó a este despacho desde Izium.

Tags

Lo Último


Te recomendamos