Mundo

La UE discutirá a finales de mes la adaptación de su misión militar en Malí

La Unión Europea discutirá a finales de este mes de septiembre los pasos a dar para adaptar su misión militar en Mali, EUTM Mali, a las nuevas circunstancias en el país, después de suspender el adiestramiento al Ejército maliense en abril por los continuos desencuentros con la junta militar de Bamako.

BRUSELAS, 16 (EUROPA PRESS)

Fuentes europeas confirman a Europa Press que la diplomacia comunitaria que dirige el Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, presentará a los Veintisiete un nuevo plan de misión este mismo mes, que abordará la cuestión de la dotación y las instalaciones de la operación militar europea.

El escenario más probable es el de reducir al máximo la misión y limitarla a cuestiones de asesoramiento. Una presencia mínima que realice labores de orientación permitiría conservar la misión y dejar la puerta abierta a ser más activo y redoblar la presencia si se dan las condiciones más adelante.

Otra opción es mantener una presencia a nivel regional, siguiendo el ejemplo de Francia que contribuirá a la seguridad en Malí desde territorio de Níger. España y Alemania son los principales contribuidores a la misión y los interesados en mantener viva la misión, si bien el consenso europeo contrasta con la posición de Francia, que decidió la salida de todas sus tropas de Malí en pleno choque diplomático con Bamako, o los países del Este, más reticentes con la misión.

REDUCIR EL CONTINGENTE

Desde abril la UE mantiene suspendidas la labores de entrenamiento tras no recibir suficientes garantías de Bamako de que los militares entrenados no estarán a las órdenes de paramilitares rusos del Grupo Wagner, que opera en el país con el beneplácito de la junta militar.

El siguiente paso será reducir su contingente que llegó a contar con 900 efectivos europeos, con España como mayor contingente con más de 500 soldados. En la actualidad mantiene a 425 efectivos entre las diversas unidades allí destacadas, según los datos del Ministerio de Defensa.

España ha apostado en todo momento por mantener la presencia en Sahel, que percibe como una región clave para la seguridad europea, aunque supedita cualquier paso a que las decisiones se adopten a nivel de los Veintisiete. En la misma línea, Borrell ha expresado su deseo de no retirar la misión y mantener la presencia europea en la zona, "recalibrando el ámbito operativo" y abriéndose a reformar su mandato.

Presente en el país desde 2014, la misión militar de la UE se ha enfrentado a multitud de dificultades por la deriva de las autoridades militares malienses, responsables de dos golpes de Estado desde 2020, y sus lazos crecientes con Rusia.

Además, la operación quedó en entredicho después de la decisión de Francia de sacar todas sus tropas de Malí poniendo fin a la operación Barkhane que combatía el terrorismo en el norte del país y que resultaba clave para garantizar la seguridad de la misión europea.

Tags

Lo Último


Te recomendamos