Mundo

Sánchez dice a Feijóo que su teléfono está "abierto" y que él llamaba a Rajoy cuando era líder de la oposición

Acusa al líder del PP de ser "dócil" con los intereses que le eligieron y confía en sus socios de investidura para los PGE

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que su teléfono está "abierto" para cualquier líder político que le quiera llamar, también el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y ha recordado que cuando él era líder de la oposición solía llamar a Mariano Rajoy.

Sánchez se ha defendido frente a las críticas de falta de interlocución con el líder del principal partido de la oposición en la coyuntura actual, asegurando que fue él quien le llamó para su primer encuentro en Moncloa el pasado 7 de abril, cuando le propuso once pactos, y esgrimiendo que "la comunicación es bidireccional".

"Yo cuando era líder de la oposición llamaba muchas veces de motu propio al presidente del Gobierno", ha señalado en una entrevista en la Cadena SER recogida por Europa Press, recordando que en 2017 se vivió "una situación política terrible en Cataluña con una declaración de independencia y en todo momento el PSOE y yo cómo líder de la oposición apoyé al presidente".

Sin embargo, en esta legislatura, pese a la pandemia primero y a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania después, ni primero Pablo Casado ni ahora Feijóo han brindado "ningún tipo de ayuda" al Ejecutivo, ha sostenido.

FEIJÓO SE MUESTRA DÓCIL

"Para mí es una decepción", ha asegurado, denunciando que con el rechazo del PP a las distintas medidas y propuestas planteadas por el Ejecutivo, que ha defendido que son de "sentido común", lo que se demuestra es que "Feijóo es bastante dócil con aquellos intereses que le pusieron al frente del PP".

En este sentido, Sánchez se ha mostrado particularmente crítico con el hecho de que cuando en marzo el Gobierno negociaba junto a Portugal la 'excepción ibérica' para rebajar la factura de la luz, el PP fue "de la mano" de las grandes empresas energéticas a Bruselas para "medrar" y que no saliera adelante.

Con todo, tras insistir en que "la confianza se construye y la comunicación es bidireccional", el presidente del Gobierno ha asegurado que tiene "el teléfono abierto para todos los líderes políticos, no solo con el líder de la oposición sino con el resto de grupos parlamentarios".

NECESIDAD DE GOBERNAR POR REAL DECRETO

Al hilo de esto, ha reivindicado el espíritu dialogante de la coalición de Gobierno habida cuenta de que no tiene mayoría parlamentaria y, frente a las críticas de sus socios de investidura por la falta de interlocución, ha recalcado que "en algunas ocasiones el Gobierno tiene que legislar por real decreto ley".

Hay que hacerlo así, ha dicho Sánchez, "porque nos estamos enfrentando a situaciones tan inéditas como una pandemia o como son ahora los efectos económicos y sociales de la guerra de Putin en Ucrania".

Asimismo, ha recordado que cuando se presentó el primer paquete de ayudas frente a las consecuencias de la guerra le criticaron que "fuera tan tarde" porque previamente se había hablado con las comunidades autónomas, los sectores afectados y los grupos parlamentarios.

"En muchas ocasiones los tiempos son difíciles de medir pero este es un Gobierno que está obligado a hablar, a dialogar y a pactar con otras fuerzas políticas", ha admitido, asegurando que también le gustaría poder hacerlo con el PP. Sin embargo, tanto antes con Casado como ahora con Feijóo el PP está instalado en "una oposición negacionista y dócil con una serie de intereses".

"Las cosas serían mucho más fáciles si tuviéramos al principal partido de la oposición arrimando el hombro en políticas de sentido común" pero como esto no ocurre, el Gobierno se ve "obligado a tener que pactar con otras fuerzas políticas", ha subrayado. "Lo hacemos por responsabilidad y porque es nuestro deber", ha recalcado.

Así las cosas, de cara a la aprobación de los Presupuestos para 2023, Sánchez ha descartado que "haya muchas sorpresas" respecto a los apoyos que recabará el Gobierno. "No estoy descubriendo América, (será) con los grupos parlamentarios que han venido apoyando de manera recurrente muchas de las importantes políticas que hemos venido poniendo en marcha".

EL PSOE SALE A GANAR LAS MUNICIPALES

Por lo que se refiere a las elecciones municipales del próximo año, Sánchez ha evitado desvelar si alguno de los ministros será candidato. "Salimos a ganar y a por todas y no damos por perdida ninguna ciudad, ni Madrid, ni Barcelona ni Valencia", ha asegurado.

Para ello, ha añadido, es necesario "persuadir" a los ciudadanos de las bondades de tener un gobierno socialista que gobierna para la mayoría frente a un PP que lo hace solo para el 5% más rico. "Aspiramos a seguir siendo el partido mayoritario en este país", ha rematado el presidente del Gobierno.

Tags

Lo Último


Te recomendamos