Mundo

EEUU: Cadena perpetua para secuestrador de Estado Islámico

ALEXANDRIA, Virginia, EE.UU. (AP) — Un ciudadano británico fue sentenciado el viernes a cadena perpetua por su papel en la muerte de cuatro rehenes estadounidenses capturados por el Estado Islámico. Los fiscales dijeron que El Shafee Elsheikh participó en un plan de ISIS que tomó a una veintena de rehenes occidentales hace una década.

Los rehenes de Elsheikh le pusieron un apodo un tanto caprichoso —lo apodaron “el Beatle”, junto con otros captores por su acento británico—, pero el apodo mostró una conducta cruel.

“Este juicio desenmascaró a los Beatles crueles y sádicos de ISIS”, declaró el vicefiscal federal Raj Parekh, quien recalcó que Elsheikh y los otros “Beatles” siempre llevaban mascarillas cuando estaban delante de sus cautivos.

Fue el miembro más notorio y de mayor rango del Estado Islámico que haya sido hallado culpable en un tribunal estadounidense, dijeron los fiscales el viernes en la audiencia de condena en una corte federal en Alexandria. La sentencia a cadena perpetua era algo casi garantizado, luego de que este año el jurado lo declaró culpable de secuestro resultante en muertes y otros crímenes.

Las condenas se dictaron por las muertes de cuatro rehenes estadounidenses: James Foley, Steven Sotloff, Peter Kassig y Kayla Mueller. A excepción de Mueller, todos fueron ejecutados en decapitaciones grabadas en video y publicadas en internet. Mueller fue forzada a servir en esclavitud y violada numerosas veces por el líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi antes de ser asesinada.

Los cuatro eran parte de 26 rehenes capturados entre 2012 y 2015, cuando el grupo extremista controlaba grandes zonas de Irak y Siria.

Las sentencias conllevaban una sentencia obligatoria a cadena perpetua. Estados Unidos acordó no pedir la pena de muerte como parte de un acuerdo que garantizó la extradición de Elsheikh y su amigo, Alexanda Kotey, quien ya fue sentenciado a cadena perpetua.

Parekh dijo que era difícil transmitir la brutalidad de las acciones de Elsheikh. “Nos falta el vocabulario de tal dolor”, agregó, parafraseando El Infierno de Dante Alighieri.

Víctimas de Elsheikh y el resto de los captores declararon en la audiencia del viernes y expresaron lo que sufrieron. El fotógrafo danés Daniel Rye Ottosen, que quedó en libertad tras el pago de un rescate, dijo que los peores momentos fueron los silencios durante y después del cautiverio, cuando estaba a solas con sus pensamientos.

Dijo que cuando Elsheikh y los otros captores lo golpeaban era casi un alivio. “Entonces sabía que solo podía concentrarme en mi dolor, lo que era mucho más fácil que estar solo con tus pensamientos”, declaró.

Tags

Lo Último


Te recomendamos