Mundo

“¿Por qué le disparó a mi bebé? “: El desgarrador relato del padre de una de las víctimas del tiroteo en Texas

El padre de Amerie Garza habló sobre la pérdida de su hija y cómo ella intentó ayudar a sus compañeros

La Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas se convirtió en escenario de una masacre que volvió a dejar al descubierto las consecuencias de la falta de regulación de armas en Estados Unidos.

Salvador Ramos, un hombre armado de 18 años, estuvo durante una hora al interior de la primaria, cobrando la vida de dos maestras y 19 niños. El tirador fue abatido por elementos de seguridad pero el daño estaba hecho.

El colegio se estaba preparando para el cierre del ciclo antes de la vacaciones de verano y ese martes habían tenido un día especial bajo el tema “Footloose and Fancy” en el que los niños se vistieron con atuendos divertidos.

Recomendados

Ángel Garza, padre de una de las víctimas corrió a la escuela en cuanto se enteró de lo que estaba sucediendo y llegó justo cuando los niños estaban siendo escoltados por elementos de seguridad.

El hombre buscó a su hija Amerie por horas, sin éxito. Fue hasta que una de las niñas le dijo que le habían disparado a “su mejor amiga” que presintió que su hija estaba muerta.

“Una niña estaba cubierta de sangre de pies a cabeza. Pensé que estaba herida, le pregunté qué le pasaba. Dijo que estaba bien, estaba histérica y dijo que le dispararon a su mejor amiga, que mataron a su mejor amiga, que no respiraba”, dijo Garza a CNN.

“Le pregunté a la niña el nombre, y... ella dijo Amerie”, dijo visiblemente afectado.

Según los reportes, el sujeto armado se atrincheró dentro del salón de clases de cuarto grado en el que se encontraba Amerie. La pequeña había cumplido10 años apenas hace dos semanas y de regalo obtuvo un teléfono que habría intentado usar para llamar al 911 y así salvar a sus compañeros.

“Ella ha estado esperando un teléfono durante tanto tiempo y finalmente se lo conseguimos. Sólo estaba tratando de llamar a las autoridades, y supongo que él le disparó”, dijo Garza, sosteniendo una foto de su hija.

Garza es asistente médico por lo que al llegar a la escuela intentó ayudar a los heridos pese al impacto de saber que su hija estaba entre las víctimas.

“¿Cómo miras a esta chica y simplemente le disparas?. Oh, mi bebé. ¿Cómo le disparas a mi bebé?”, expresó con lágrimas en los ojos.

También reveló que el hermano menor de Amerie, de tres años, pregunta por ella todo el tiempo. “Le hemos informado que su hermana ya está con Dios. Y que ya no estará con nosotros. Simplemente lloró... tiene 3 años. Es emotivo para él incluso procesarlo”.

Garza describió a su hija como una niña dulce y creativa que nunca se metía en problemas. En la fotografía que mostró a CNN, se le ve posando junto a ella el día que fue incluía en el cuadro de honor.

Así mismo dijo que ella le tenía miedo a los extraños por lo que sabía actuar cuando se sentía en peligro. “Este era literalmente su peor miedo”, dijo Garza.

Horas después del ataque, Garza dedicó un mensaje para su pequeña en Facebook.

“Mi pequeño amor ahora está volando alto con los ángeles de arriba. Por favor, no des un segundo por sentado. Abraza a tu familia. Diles que los amas”, escribió. “Te amo, Amerie Jo. Cuida a tu hermanito por mí”.

El tiroteo en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, ahora ocupa uno de los primeros lugares en peores ataques con arma de fuego en Estados Unidos con 19 niños y dos maestras muertas. El ataque a la escuela primaria Sandy Hook en 2012, un hombre armado mató a 26 niños. El tiroteo de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, cobró la vida de 17 personas. Estos tres eventos superan la mascare en Columbine de 1999 que dejó 12 muertos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos