Mundo

Cuba: la radio cumple 100 años con mucho público y rarezas

LA HABANA (AP) — La bibliotecaria cubana Sura Victorero arranca cada una de sus jornadas encendiendo la radio, un pequeño aparato negro colocado sobre una mesilla blanca junto a dos mecedoras en el medio de la sala de su casa. Informativos y telenovelas están entre sus favoritos.

La mujer se sorprendería si viera que los programas dramatizados de Radio Progreso, de los que es aficionada, toman forma mediante efectos especiales -una puerta que se abre, la campana de una iglesia o el trote de caballos- hechos manualmente, y que la otra de su gusto, Radio Reloj, tiene el récord de ser la única que intercala noticias con un tic-tac repetido cada minuto las 24 horas desde 1947.

A punto de cumplir su centenario, la radio cubana sigue en la preferencia del público incluso ante la televisión o la poca penetración de internet en la isla.

Recomendados

“La radio para mí es más emotiva porque no llega a aburrirte… no es como la televisión, ver una novela es siempre lo mismo y lo mismo”, dijo a The Associated Press Victorero, de 56 años y encargada de la biblioteca en una escuela primaria. “Es una forma de aprender cada día más”.

Cuba fue una pionera en el desarrollo de la radio en América Latina luego de Argentina y México. La Cuban Telephone Company emitió las primeras señales de la PWX el 10 de octubre de 1922.

Antes radioaficionados y pequeños emprendedores habían probado ondas, pero no de manera sistemática o con escaso alcance. Inicialmente se transmitieron programas musicales y conciertos en vivo, luego llegó la publicidad como forma de sustento y finalmente se estructuraron los noticieros.

Entre las primeras en crearse estuvo Radio Progreso – en 1929- instalada por el dueño de una tienda de componentes eléctricos en el popular barrio de Centro Habana. En 1953 se trasladó a su actual edificio en las inmediaciones del Vedado.

Por sus salas pasaron los principales artistas de la época y una visita a sus estudios es como un viaje en el tiempo: amplias escaleras de mármol, espaciosos pasillos, columnas modernistas, estudios en madera que guardan cierto olor a pasado.

Pero lo que sería difícil imaginar para Victorero y los cientos de miles de cubanos que se apasionan con las radionovelas y las aventuras es el pequeño escritorio adonde se apilan latas abolladas, un plato de bronce, una botella de cerveza con agua hasta la mitad, vasos de plástico o pequeños frascos de metal: el lugar de trabajo del efectista que le pone sonido a las narraciones de Radio Progreso.

“Para mí es algo mágico… es como un juego de niños”, comentó a AP Carlos Alonso, un realizador de efectos sonoros de 32 años, mientras daba vida a una novela llamada “La lluvia eres tú”, una adaptación de la obra del escritor chileno Oscar Mellado.

Alonso mostró a AP cómo reproduce los trotes de un caballo con las manos palmeando sus piernas, los pasos con unas viejas chancletas o el crujir de una puerta con una palanca de madera y un picaporte instalado al lado de su mesa. Lo suele acompañar un imitador que simula perros o gatos.

Enrique Insula, el director de la radionovela, sonrió cuando se le preguntó por los pocos recursos materiales y lo creíbles que suenan los efectos. “La facilidad que tiene la radio es que te mueves en los mundos que quieres”, sostuvo.

La radio cubana tuvo un hito importante a comienzo de los años 60, cuando tras el triunfo de la revolución dirigida por el líder Fidel Castro en 1959 las emisoras fueron nacionalizadas.

Finalmente, todas se unieron en el actual estatal Sistema de Radio Cubana -la legislación prohíbe la instalación de emisoras particulares-, que cuenta con 99 de ellas incluidas las nacionales, provinciales y locales cubriendo el 98% del territorio cubano.

A cuatro cuadras de Radio Progreso se ubica Radio Reloj, otra singular emisora y de las favoritas de Victorero.

Para los cubanos suele ser habitual escuchar su tic-tac, para los extranjeros es una rareza, más aún si a cada minuto entre uno y otro golpe de minutero se intercala una noticia durante las 24 horas del día.

“Radio Reloj de Cuba es una marca país”, expresó a AP Aydenis Ortega Ché, directora de la institución y quien presenta a la estación como “el canal de información continuo más antiguo del mundo”.

“Hay hogares que amanecen escuchando Radio Reloj… Abuelas y amas de casa que todo el tiempo están con su compañía, quienes antes de acostarse la escuchan. Ahora también por la red de redes”, agregó la directiva.

Por su duración, las noticias que leen los locutores en ese minuto deben tener 960 caracteres en 16 líneas.

Fue fundada por los hermanos Mestre, destacados empresarios de la comunicación y el entretenimiento en 1947, y no paró ni una vez desde entonces, aunque ahora se ha adecuado a los nuevos tiempos con la creación de una página web y la realización de podcasts.

“Reloj para mí es el corazón que late doble adentro de mi pecho, la casa y la familia más grande”, manifestó a AP Elizabeth Cuba, una locutora que trabaja en esa radio desde la década de 1990 y cuya profunda y segura voz cautiva a sus oyentes.

————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Tags

Lo Último


Te recomendamos