Internacional

Washington veta vuelos comerciales de EE.UU. en el espacio aéreo de Irán

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) emitió este jueves una orden de emergencia que prohíbe a las aerolíneas de ese país a volar sobre el espacio aéreo controlado por Irán, que incluye sus aguas, el Estrecho de Ormuz y el Golfo de Omán, informa la cadena CNBC.

La medida se efectúa un día después que el país persa derribara un dron RQ-4 Global Hawk estadounidense, utilizado para vigilancia, a gran altura y cerca del Estrecho de Ormuz. Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) justificaron su acción como una violación del espacio aéreo del país.

El derribo del avión no tripulado de Estados Unidos, valorizado en 130 millones de dólares, fue el último de una serie de incidentes en la región del Golfo, una arteria crítica para los suministros mundiales de petróleo. Entre estas acciones se incluyen ataques explosivos en seis tanques petroleros.

Recomendados

Las mismas acciones antes descritas fue lo que determinaron la decisión de la FAA de vetar la circulación de aviones comerciales sobre las aguas territoriales de Irán, según informa la agencia Reuters. “Había numerosos aviones de aviación civil operando en el área en el momento de la intercepción”, indicó la FAA en un comunicado.

Ficha del dron estadounidense Global Hawk. (Foto: AFP)

Ficha del dron estadounidense Global Hawk. (Foto: AFP)

En el momento del derribo del dron RQ-4 Global Hawk con un misil de superficie iraní, un avión civil de Estados Unidos operaba a unas 45 millas náuticas.

OPSGROUP, una agencia de orientación de seguridad para operadores aéreos, indicó que los datos se seguimiento de vuelo registraron que vuelos comerciales volaban muy cerca del Global Hawk cuando fue atacado.

“La amenaza de un derribo de un avión civil en el sur de Irán es real”, aconsejó a los operadores el jueves. “Se recomienda evitar el área del Estrecho de Ormuz, es posible una identificación errónea de la aeronave”.

La escalada de la tensión y la actividad militar cerca de las rutas de vuelos comerciales de gran volumen preocupan a la agencia estadounidense, así como también la disposición de Irán de usar misiles de largo alcance en espacio aéreo internacional con poca o ninguna advertencia.

Teherán justificó su accionar aludiendo que el RQ-4 Global Hawk volaba sobre sus aguas territoriales en la provincia de Hormozgán en el momento de su derribo. Washington sostiene que el dron nunca abandonó el espacio aéreo internacional.

Más temprano, United Airlines anunció que suspendía sus vuelos desde el aeropuerto de Newark a la capital financiera india de Mumbai luego de una revisión de seguridad. La ruta de este viaje cruza el dominio aéreo iraní.

“Dados los acontecimientos actuales en Irán, hemos realizado una revisión exhaustiva de nuestro servicio en India a través del espacio aéreo iraní y hemos decidido suspender nuestro servicio”, dijo la aerolínea en su sitio web, pero evitó mencionar cuánto duraría la suspensión.

Más tarde, American Airlines y Delta Air Lines también anunciaron que no volarán sobre Irán.

[goldfish_publicidad]

Donald Trump ordenó atacar

A última hora del jueves, el diario “The New York Times” informó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó atacar Irán en represalia por el derribo del dron RQ-4 Global Hawk, pero luego se retractó de su decisión de forma abrupta.

Según el medio estadounidense, hasta las 7:00 p.m. funcionarios de seguridad nacional, líderes del Congreso, oficiales militares y diplomáticos debatían con Trump en la Casa Blanca sobre qué medidas tomar contra Irán. El presidente ya había aprobado ataques contra un puñado de objetivos iraníes, como el radar y las baterías de misiles.

“La operación estaba en marcha en sus primeras etapas cuando fue cancelada, dijo un alto funcionario de la administración. Los aviones estaban en el aire y los barcos estaban en posición, pero no se habían disparado misiles cuando se corrió la voz”, informó “The New York Times” citando a un funcionario de la Casa Blanca.

El medio no precisa si Trump simplemente cambió de opinión por la huelga emprendida en la Casa Blanca o si hubo un cambio de dirección por motivos de logística o estrategia. Tampoco se conoce su los ataques se podrían ejecutar en un futuro cercano.

“The New York Times” precisó también que los asesores de seguridad de Trump se dividen sobre si responder militarmente a Irán. El secretario de Estado, Mike Pompeo; el asesor de seguridad nacional, John R. Bolton; y la directora de la CIA, Gina Haspel están de acuerdo con una medida militar, dijo la fuente del medio.

Sin embargo, altos funcionarios del Pentágono alertaron que tal medida podría desembocar en una escalada espiral con riesgos para las fuerzas de Estados Unidos en la región.

De haberse concretado la respuesta militar hacia Irán, habría sido la tercera acción militar de Trump contra Medio Oriente. En 2017 y 2018 ordenó atacar objetivos en Siria.

NOTAS RELACIONADAS

Gloria Montenegro: ‘Todos miran el mandil rosado, pero nadie ve el mensaje’

Amplían competencias de Equipo Especial para incluir delitos tributarios de Odebrecht

Las municipalidades deberán promover la ciencia y tecnología en instituciones educativas y mypes

Niño ofrece todos sus ahorros para recuperar celular con fotos de su madre fallecida

Tags

Lo Último


Te recomendamos