Estilo de Vida

La reina Isabel II sorprendió a Harry cuando él le preguntó si podía casarse con Meghan

El actual duque de Sussex quedó extrañado con la respuesta que le dio su abuela en relación a si podía proponerle boda a su novia

Harry pontuou também o relacionamento próximo que tinha com a Rainha, assim como suas memórias de infância até quando Elizabeth conheceu seus bisnetos, filhos de Harry e Meghan.

El libro ‘Spare’ del príncipe Harry da a conocer varios aspecto de su vida privada, y es precisamente esto lo que ha hecho todo un éxito. Desde las peleas con su hermano William, hasta la consulta con psíquica para un mensaje de su madre Diana, o la polémica en la familia por su relación con Meghan Markle. Uno de los aspectos más llamativos es la respuesta de su abuela, la reina Isabel II cuando le preguntó si podía casarse con la exactriz.

En sus memorias, Harry contó que compartió con sus asesores sus intenciones de contraer matrimonio con Meghan y que estos le indicaron que tenía que pedir permiso a la reina.

El hijo menor Lady Di, admitió haberse molestado por lo que le dijeron sus asesores, porque no asimilaba que siendo un adulto tenía que pedir permiso para casarse. Sin embargo, lo hizo, pero antes, planificó hacerlo en el mejor momento.

Según reseñó The Mirror, el príncipe decidió esperar hasta que su familia saliera de viaje. La idea era preguntarle a la reina cuando estuviera de mejor ánimo.

Fue en un viaje de tiro en Sandringham cuando él aprovechó de preguntarle a su abuela a solas. Contó que estaba nervioso, pensando en la polémica por si ella le decía que no.

Se acercó a ella y le expresó todo lo que amaba a Meghan. En ‘Spare’ relata que le dijo: “Me han dicho que tengo que pedir su permiso antes de poder proponer”.

Isabel II le contestó: “¿Tienes que hacerlo?”. Él se quedó extrañado. Hubo un silencio entre ambos. La reina prosiguió: “Bueno, entonces, supongo que tengo que decir que sí”.

Harry quedó desconcertado con la respuesta de su abuela.

“No lo entendí. ¿Estaba siendo sarcástica? ¿Irónica? ¿Deliberadamente críptica? ¿Se estaba entregando a un poco de juego de palabras? Nunca supe qué Granny hiciera ningún juego de palabras y este sería un momento sumamente extraño (no para mencionar ampliamente inconveniente) para que ella comenzara, pero tal vez vio la oportunidad de jugar con mi desafortunado uso del mundo ‘tener’ y no pudo resistirse”, compartió el duque de Sussex en ‘Spare’.

Admitió que se quedó muy pensativo por la forma como le respondió la reina. Después le agradeció por darle el permiso para la propuesta de matrimonio.

Así fue la propuesta

Luego de tener la aprobación de su abuela, el príncipe planificó todo para hacerle la gran pregunta a Meghan.

En su programa de Netflix contó que le propuso matrimonio durante una cena en su casa del Palacio de Kensington.

Ella asaba un pollo y él sacó una botella de champán que hizo que Meghan sospechara. La emoción de ella fue tanta, que cuando él se arrodilló, ni siquiera esperó que le hiciera la pregunta. Ella contenta decía que sí. Se abrazaron, él le preguntó si le podía colocar el anillo, y ella aceptó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos