Estilo de Vida

Cinco consejos para empezar a hacer ejercicio en este 2023 y no fracasar en el intento

Si te estas preparando para empezar el año nuevo con un mejor pie y hacer ejercicio, te daremos unos tips para lograrlo sin desfallecer en el intento

Hacer ejercicio poco tiempo al día reduce el peligro de padecer diversas enfermedades.

En el año nuevo, a la gente le gusta mucho ponerse metas para cumplir y el ejercicio es usualmente una de las principales tareas en la lista de todos.

Es de conocimiento popular que hacer ejercicio de manera regular es un hábito conocido por promover una salud óptima. Por eso, venimos a darte unos tips para que no falles en el intento.

Define qué es hacer ejercicio para ti y plantea metas

Este consiste en identificar tus preferencias personales: jugar al fútbol, bailar, correr, caminar, ir al gym, nadar y un largo etcétera de opciones. También deberás ser especifico con tus propósitos; por ejemplo, en lugar de decir solo “salgo a caminar”, se más específico y que el propósito sea “salgo a caminar por 15 minutos y voy a dar un determinado número de pasos (10.000 suele ser un número recomendado)”.

Empieza con un ejercicio fácil

Cuando estás por empezar con el hábito de hacer ejercicio, es muy importante empezar despacio, sobre todo cuando se tiene una vida sedentaria. Esto para que logres incrementar la intensidad de tu entrenamiento a medida que vayas avanzando.

Elige una actividad (que ya sea un hábito) como recordatorio

La función de un recordatorio no es simplemente para “no olvidar”, es también para usarse como motivador. Genera una cierta presión psicológica y es clave para formar el hábito.

Será ideal que fijes más de un recordatorio. Por ejemplo: la hoja de papel que acabas de escribir en el punto anterior, una alarma en el móvil, una nota en agenda o los zapatos deportivos en la puerta de casa.

Encuentra una recompensa saludable

Aunque el ejercicio por sí mismo tiende a ser la recompensa, ya que aporta múltiples beneficios a la salud, también podrías añadir una recompensa que no descompense el trabajo de ejercicio realizado.

Esta etapa de la “psicología de la recompensa”, además es pasajera. Una vez que tengamos el hábito del ejercicio, este se convierte en su propia recompensa.

Lleva un registro diario de avances

Por último, podrás ver objetivamente el progreso que has logrado si lo tienes registrado. Esto además se convierte en un fuerte motivador, si lograste más de 10 días seguidos no querrás detenerte y volver al día cero.

El objetivo también será no romper la cadena de días cumpliendo tu meta. Si lo logras, el ejercicio se volverá un hábito en tu vida casi sin darte cuenta.

Tags

Lo Último


Te recomendamos