Estilo de Vida

Estaba tan endeudado que fingió su muerte y después creyeron que había resucitado

Con la ayuda de su esposa, un sujeto de Indonesia buscó un ataúd y se metió en él para simular que había fallecido

Historia viral

Un hombre en Indonesia estaba tan endeudado que decidió fingir su propia muerte para librarse de tener que pagar. Con la ayuda de su esposa, se metió en un ataúd, y cuando se levantó, muchos creyeron que había resucitado.

Su caso se hizo viral en su país y en toda Asia, donde lo ven como el resucitado. Mientras el sujeto, estaba en el féretro, era filmado por su familia. Todos quedaron asombrados y llenos de miedo cuando se levantó. Muchos gritaban que era un milagro.

La historia la reseñó el portal The Mirror, que precisa que el hombre tiene 40 años. No solo Asia quedó impactada por el caso. Medios de comunicación de otros países han destacado el hecho por la increíble ocurrencia del protagonista para evadir sus pagos.

Recomendados

La trama

El referido portal contó que el sujeto y su esposa pagaron una ambulancia con un féretro para que los llevara desde su casa en Yakarta, Indonesia, hasta la vivienda de un pariente donde supuestamente iban a recoger un cadáver.

Durante una parada de descanso, el sujeto se metió en el ataúd. El conductor se percató de que después de ese receso, no lo vio, pero nunca se imaginó que se había metido en el féretro. Siguieron rumbo a Rancabungur.

Tras supuestamente haber llegado a la casa donde buscarían al fallecido, fueron al Hospital General de Bogor para que declararan a la persona legalmente muerta. Ya en el centro de salud, todos quedaron estupefactos cuando vieron al hombre despertándose y levantándose del ataúd.

Ante la algarabía de la gente, el hospital emitió un comunicado, donde aclara que el sujeto nunca murió.

El caso lo investiga la policía, ya que en Indonesia, engañar a las autoridades es un delito de cárcel con pena de hasta un año.

Viral

A pesar de que el hospital aseguró en un escrito que el hombre nunca murió, la supuesta resurrección sigue dando de qué hablar en Indonesia, donde la mayoría de la población es musulmana.

No obstante, él y su esposa han tenido que rendir declaraciones a la policía. Tras saberse que está vivo, lo más probable es que nuevamente se haya visto increpado por sus acreedores.

Tags

Lo Último


Te recomendamos