Entretenimiento

Las ocho peores carreras post-Oscar

Cuba Gooding Jr.

Cuba Gooding Jr. se llevó el premio a Mejor Actor de Reparto por su papel del jugador de fútbol americano Rod Tidwell en la cinta Jerry Maguire (1996). Pero después solo actuó en comedias ligeras que no alcanzaron mayor reconocimiento.

Helen Hunt

Luego de ganar el Oscar a Mejor Actriz en 1998 por la película As good as it gets (Mejor imposible), Helen Hunt se tomó un descanso. Nunca pudo regresar con toda la gloria a la gran pantalla.

Roberto Benigni

Todos recuerdan a Roberto Benigni saltando en las butacas en la entrega de los Oscar de 1998, cuando ganó el premio a Mejor Película Extranjera y Mejor Actor por La vida es bella. Toda esa alegría desapareció con sus posteriores trabajos, que merecen el olvido.

Halle Berry

Halle Berry hizo historia en los Oscar del 2001 al convertirse en la primera actriz afroamericana en llevarse el premio a Mejor Actriz por su papel en Monster’s ball. Pero mientras continuaba con el modelaje, su carrera como actriz se fue apagando y no volvió a encender como antes.

Kim Basinger

En 1997 se llevó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por su participación en la película Los Ángeles al desnudo, pero luego de esa premiación su nombre dejó de sonar y no obtuvo grandes papeles.

Tatum O’Neal

Se convirtió en la ganadora del Oscar más joven en 1974, cuando a sus 10 años fue premiada como Mejor Actriz de Reparto por su papel en Luna de papel (Paper Moon). No hay mucho que reseñar de su carrera actoral luego de esa aparición fulgurante.

Francis Ford Coppola

Es considerado uno de los más grandes directores de la segunda mitad del siglo XX por su serie de El Padrino. Ganó el Oscar cinco veces. Sin embargo, desde 1992 no ha logrado filmar otro éxito de taquilla.

Michael Cimino

Este director estadounidense se llevó el premio a Mejor Director en 1978 por El Francotirador (The Deer Hunter), pero el resto de sus películas fueron, según la crítica, ‘un fiasco total’.

Tags

Lo Último


Te recomendamos