Mundo

Condenan a acusado en ataque a Capitolio por cargos de armas

Hatchet Speed fue declarado culpable por cargos separados de posesión ilegal de silenciadores disfrazados para parecer artículos de limpieza inocuos; se le dictará sentencia en abril

Un jurado condenó a un reservista de la Marina de Virginia acusado de irrumpir en el Capitolio el 6 de enero por cargos separados de posesión ilegal de silenciadores disfrazados para parecer artículos de limpieza inocuos.

Te puede interesar: Trump anuncia “gran discurso político” para este jueves; promete “muchos mítines” a futuro

La condena del miércoles por la noche contra Hatchet Speed ​​en la Corte Federal de Distrito en Alexandria se produce un mes después de que un jurado no pudo llegar a un veredicto en su primer juicio, lo que resultó en un juicio nulo.

En el nuevo juicio de esta semana, el jurado necesitó sólo horas de deliberación antes de declararlo culpable de los tres cargos de posesión ilegal de silenciadores no registrados.

.

Speed ​​fue detenido tras el veredicto y se espera que se le dicte sentencia en abril. Cada uno de los tres cargos conlleva una pena máxima de 10 años.

El caso de Speed ​​es digno de mención no sólo por su supuesta participación en los disturbios del 6 de enero con el grupo de extrema derecha Proud Boys, sino también porque el acusado apoyó puntos de vista antisemitas en grabaciones encubiertas y discutió estrategias para erradicar a la población judía en Estados Unidos.

Eran silenciadores no registrados

El caso contra Speed ​​en Virginia se basó en tres dispositivos que compró en marzo de 2021 que, según el gobierno, eran silenciadores no registrados. Speed ​​sostuvo que los dispositivos son “trampas de solventes” para recolectar el exceso de líquido que se derrama cuando se limpia un arma.

Los fiscales dijeron que si bien la empresa que vende los dispositivos los comercializó como trampas de solventes, están diseñados para convertirse fácilmente en silenciadores, razón por la cual la gente gasta más de 300 dólares en ellos.

Los dispositivos comprados por Speed ​​están hechos de titanio y contienen deflectores que se encuentran en los silenciadores. Se pueden atornillar en el cañón roscado de una pistola de 9 mm.

Un experto en armas de fuego del gobierno dijo que se necesitan unos 10 minutos para convertir el dispositivo en un silenciador completamente funcional usando un taladro manual para hacer un agujero en el extremo para que pase una bala.

Tags

Lo Último


Te recomendamos