Mundo

Ciencia.-Pruebas de amputación quirúrgica en un esqueleto de 31.000 años

El esqueleto de 31.000 años de un adulto hallado en una cueva en Indonesia, al que le falta el pie y parte de la pierna izquierdos, revela la prueba más antigua de amputación quirúrgica.

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Se cree que el descubrimiento, publicado en Nature, es anterior a otros casos de "operaciones" de la edad de piedra encontradas en sitios de Eurasia por decenas de miles de años.

El profesor Maxime Aubert del Centro de Investigación Social y Cultural de la Universidad de Griffith, colíder del proyecto de investigación realizado con el Centro de Arqueología, Lengua e Historia de Indonesia, dijo en un comunicado que el nuevo hallazgo salió a la luz en 2020 durante una excavación arqueológica en Liang Tebo.

Liang Tebo es una cueva de piedra caliza en la remota región de Sangkulirang-Mangkalihat del este de Kalimantan, la parte indonesia de Borneo, a la que solo se puede acceder en barco en ciertas épocas del año.

El análisis realizado por el paleopatólogo Dr. Melandri Vlok (Universidad de Sydney) confirmó crecimientos óseos reveladores relacionados con la curación, lo que sugiere que la extremidad fue intervenida quirúrgicamente.

"De hecho, fue una gran sorpresa que este adulto recolector sobrevivió a una operación infantil muy grave y potencialmente mortal, que la herida sanó para formar un muñón y que luego vivieron durante años en un terreno montañoso con movilidad alterada, lo que sugiere una alta grado de atención comunitaria", dijo el Dr. Vlok.

Anteriormente, la investigación arqueológica en Eurasia y las Américas había descubierto huesos humanos que mostraban signos de cirugías prehistóricas, incluidos agujeros perforados en cráneos (trepanación).

Sin embargo, hasta ahora, la evidencia más antigua revelada hasta ahora para la cirugía de amputación comprendía el esqueleto de 7.000 años de antigüedad de un anciano granjero de la Edad de Piedra de Francia, cuyo antebrazo izquierdo había sido cuidadosamente amputado justo por encima del codo.

"La datación directa de los restos resultó ser una tarea desafiante", dijo el profesor asociado Renaud Joannes-Boyau, jefe del Grupo de Investigación de Geoarqueología y Arqueometría de la Universidad Southern Cross, a quien se le encomendó la tarea de calcular la edad del fósil.

Al medir la cantidad de radiación recibida por el esmalte dental durante el entierro, la profesora asociada Joannes-Boyau pudo confirmar que el individuo murió hace unos 31.000 años, de acuerdo con la edad de radiocarbono del sedimento.

"A la luz de la edad mucho más joven de estos hallazgos anteriores, el descubrimiento de un amputado de 31.000 años en Borneo claramente tiene implicaciones importantes para nuestra comprensión de la historia de la medicina", dijo el Dr. Maloney.

Los eruditos habían asumido que los humanos carecían de la experiencia y la tecnología para realizar procedimientos difíciles como la amputación quirúrgica, hasta que decenas de miles de años más tarde, después de que el surgimiento de comunidades y pueblos agrícolas transformara la sociedad humana en los últimos 10.000 años.

"Se pensó que el cambio de la búsqueda de alimento a la agricultura al final de la edad de hielo dio lugar a problemas de salud previamente desconocidos que estimularon los primeros avances incrementales en tecnología médica, incluidos los primeros intentos de 'cirugía' de la edad de piedra", explicó el Dr. Maloney.

"Lo que demuestra el nuevo hallazgo en Borneo es que los humanos ya tenían la capacidad de amputar con éxito extremidades enfermas o dañadas mucho antes de que comenzáramos a cultivar y vivir en asentamientos permanentes", dijo el profesor Aubert.

El equipo dice que los cirujanos que realizaron la operación hace 31.000 años deben haber tenido un conocimiento detallado de la anatomía de las extremidades y los sistemas musculares y vasculares para exponer y negociar las venas, los vasos y los nervios y prevenir la pérdida de sangre y la infección fatales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos