Noticias

Cambio climático con dos fenómenos opuestos: Kentucky atraviesa las peores inundaciones de su historia y California padece una de las peores olas de calor

Estados Unidos está atravesando uno de los peores veranos en décadas con respecto al clima

Aunque existen muchas investigaciones con respecto a los efectos negativos por la contaminación y el calentamiento global, el ser humano pareciera que no cae en cuenta de la magnitud de la problemática y se tienen que llegar estos lamentables eventos para entender en detalle que, si no se toma las previsiones pertinentes, el planeta Tierra corre grandísimos riesgos.

En la actualidad se puede tomar el ejemplo de los Estados Unidos de como el cambio climático está provocando eventos extremos en distintos puntos de su territorio. Por un lado, están atravesando una durísima ola de calor que afecta a casi toda a población del país por el cual casi 4 mil bomberos pelean para apagar los incendios devastadores de aproximadamente 7.700 hectáreas en el estado de California, mientras que en Kentucky, se está atravesando por las peores inundaciones de su historia que han dejado hasta los momentos ocho fallecidos y miles de personas damnificadas y sin servicio eléctrico.

Inundaciones de Kentucky

Kentucky

Lo que se está viviendo en el estado de Kentucky es alarmante e histórico, denominado por los especialistas y residentes como las peores inundaciones en su historia. Hasta los momentos la cifra de muertos alcanza a ocho personas y por los recientes dicho del gobernador Andy Beshear, es posible que las estadísticas de fallecidos aumenten ya que se esperan en los próximos días muchas más lluvias que empeorarían la situación.

“Estamos viendo uno de los peores eventos de inundación, uno de los más devastadores en la historia de Kentucky”, dijo el gobernador quien también indicó que más de 25.000 hogares están sin luz como consecuencia de la emergencia y algunas zonas van a permanecer sin electricidad durante un tiempo.

Incendios en California

California

Todo lo opuesto se vive en la zona oeste del extenso estado de California que, en vez de sufrir de precipitaciones, viven una terrible sequía y mezclada con las altísimas temperaturas de la temporada de verano se han generado devastadores incendios que afectan incluso las zonas aledañas del Parque Nacional Yosemite, por ello, los bomberos anunciaron que controlaron un 39% de las llamas que ya devastaron 7.752 hectáreas de bosques y pastizales en las laderas de la Sierra Nevada.

“El comportamiento de las llamas fue moderado anoche, con la mayor parte de la actividad en el flanco noreste del incendio. Con temperaturas más altas y humedad más baja, los bomberos pueden observar hoy un incremento de las llamas”, informaron este jueves 28 de julio desde el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

Tags

Lo Último


Te recomendamos