Mundo

Diego Cartaya, otro más de la cantera venezolana de cátchers

¿Por qué hay tantos venezolanos brillando como receptores en el béisbol de las Grandes Ligas y en sus canteras?

Diego Cartaya, quien con 20 años se ha afianzado como el principal prospecto del sistema de los Dodgers de Los Ángeles, lo explica de esta forma: “Nos gustar ser líderes en el terreno”.

“Disfruto estar involucrado en cada jugada, cada pitcheo”, dijo en una entrevista con The Associated Press. “Saber que mis decisiones impactarán de una manera importante el juego”.

Cartaya fue convocado para el Juego de las Futuras Estrellas este sábado en el Dodger Stadium, la casa del equipo que en 2018 pagó un bono de 2,5 millones de dólares por su firma en 2018. Ahora mismo se encuentra en Clase A alta y se proyecta que su debut en Grandes Ligas sea en 2024, a más tardar.

No es el único receptor venezolano en los rosters para la exhibición de las principales promesas del béisbol. El otro es Francisco Álvarez, quien también firmó en 2018 — por 2,7 millones de dólares — y que recién la semana pasada ascendió a la sucursal de Triple A de los Mets de Nueva York.

El ranking de los mejores prospectos tiene actualmente a tres venezolanos bien arriba. Álvarez es el número dos, con Cartaya de 13ro. El otro es Gabriel Moreno, ubicado sexto — y que acaba de tener un sorbo de experiencia en las mayores con los Azulejos de Toronto.

Los tres siguen los pasos de Willson Contreras (Cachorros de Chicago) y Salvador Pérez (Kansas City), los cátchers venezolanos más sobresalientes del momento.

Contreras acudirá a su tercer Juego de Estrellas el próximo martes con el equipo de la Liga Nacional, acompañado por William (Bravos de Atlanta), su hermano menor, en la alineación titular. William lo hará como bateador designado pero su posición natural está — desde luego — detrás del plato.

“Siempre han habido buenos cátchers venezolanos, y es impresionante verlo que sigan surgiendo hoy en día”, dijo Cartaya.

Cartaya y Álvarez se conocen desde pequeños al enfrentarse en torneos nacionales en Venezuela.

“Siempre fuimos rivales creciendo desde corta edad. Es un gran amigo. Es emocionante e increíble que volvamos a compartir en el terreno y que sea en este evento”, dijo Cartaya.

No fue hasta los 14 años cuando Cartaya empezó a jugar como cátcher a tiempo completo, renunciando a defender en la tercera base al entender que no tenía la suficiente agilidad paa hacer.

Oriundo de Maracay, Cartaya es el único hijo de Jesús Cartaya — un coach de béisbol — y Mery Larez — exvoleibolista y ahora fisiculturista. Ambos vinieron a Los Ángeles para verlo en la exhibición de prospectos.

No ha desentonado al jugar en dos niveles de las menores esta temporada, con 14 jonrones, 48 carreras impulsadas y .946 de OPS.

Acudir al Dodger Stadium este fin de semana alimenta su ilusión de verse pronto en las mayores. Pero está siempre latente la posibilidad de un canje.

“Son cosas que no controlamos, así que nada más trato de enfocarme en mejorar mi juego y seguir ganando experiencia para cuando llegue mi momento”, dijo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos