Noticias

China niega que los restos de cohete que llegarán a la Luna son suyos, ¿de quiénes serán?

Primero la responsabilidad era de SpaceX, luego de China… ahora nadie quiere hacerse responsable sobre la chatarra en la Luna.

El 4 de marzo llegará a la Luna un segmento de cohete y nadie sabe de quién es. Los observadores que determinaron su arribo inicialmente responsabilizaron a SpaceX, y tras corregir las medidas originales por la intervención de un miembro de la NASA, le pasaron el balón a China.

Pero el gigante asiático se desmarcó. Ahora el cohete no tiene dueño.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China negó esta semana que el remanente del cohete sea de su país, específicamente de la misión Chang’e 5-T1, lanzada en 2014.

“(El cohete había) entrado de forma segura en la atmósfera de la Tierra y resultó completamente incinerado”, afirmó Wang Wenbin, portavoz de la Cancillería de la nación asiática, citado por Reuters.

“China sigue el derecho internacional para el desarrollo de los asuntos espaciales, y salvaguardará el desarrollo a largo plazo de las actividades en el espacio ultraterrestre. También llevará a cabo consultas más amplias con las partes relevantes”.

Las dos versiones sobre el remanente de propulsor que se estrellará en la Luna

Inicialmente, el observador espacial Bill Gray había señalado que el remanente era un propulsor de etapa superior de un cohete de SpaceX, lanzado el 11 de febrero de 2015. Era parte del Observatorio del Clima del Espacio Profundo, y el desecho, en lugar de caer a la Tierra, permaneció orbitando en el espacio.

La segunda versión llegó semanas después, tras las correcciones de Jon Giorgini, del Jet Lab de la NASA. Giorgini afirmó que la trayectoria de la etapa del cohete no correspondía a la de un Falcon 9 de SpaceX, sino a un Long March 3C de China que protagonizó una misión de sobrevuelo lunar en 2014.

El cohete de la misión Chang’e 5-T1 había despegado el 23 de octubre de 2014, logrando el sobrevuelo de la Luna cinco días más tarde.

¿Cuándo y dónde caerá el cohete “sin padres”?

Según los investigadores, el remanente del cohete caerá el 4 de marzo en la cara oculta de la Luna, a unos 4.93 grados de latitud norte y 233.20 grados de longitud este.

Desde la Tierra no podrá observarse el choque, pero naves espaciales en órbita como el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA y el Chandrayaan 2 de la India tendrán la oportunidad de estudiar el cráter resultante.

No es la primera vez que naves espaciales o etapas de cohetes caen sobre nuestro satélite terrestre. El portal Space destaca los casos de la sonda Beresheet (Israel) y el módulo de aterrizaje Chandrayaan 2 (India).

Tags

Lo Último


Te recomendamos