Nacional

‘Les dijeron HAZla, y la hicieron’, por Zoë Massey [AGENTE DE CAMBIO]

La historia de esta iniciativa surgida para limpiar las playas y crear conciencia sobre el estado en que se encuentran. Las cifras de los restos encontrados este verano son abrumadoras.

Por Zoë Massey
FOTÓGRAFA

Cuándo era chica, me gustaba caminar por la playa y recoger conchitas y piedritas de colores que luego metíamos en casa en frascos de vidrio llenos de agua para que no perdieran sus mágicos colores. Hoy recojo tapas de botella, filtros de cigarro, cañitas y hasta preservativos.

¿Qué es lo más raro que has encontrado en la playa? Yo, una bolsa de leche ENCI, con fecha de vencimiento de 1985. Fue en la playa San Pedro en el 2015, (no, no lo relaciones con AG, por favor, relaciónalo con el daño eterno que hace el plástico). Y un juguete de piñata en forma de pene, este año en HAZla 2019.

HAZla por tu Playa nació por iniciativa de un grupo muy pilas con el alma y el corazón puestos en el medio ambiente y en cómo tener los lugares naturales que visitamos mejor que como los encontramos. L.O.O.P., Conservamos por Naturaleza y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) lanzaron una invitación a los amigos ya hace varios años atrás y se fueron de campamento a una playa, a limpiarla. Ahí empezó todo. Un reto que bate al #trashChallenge y que ojalá contagie por siempre. Poco a poco, la iniciativa de Nadia, Irene, Bruno (y amigos) creció hasta lograr que casi todo el litoral de nuestro país se cubriera. Incluso se sumaron desde otros países, de playas de lagunas, de ríos… HAZla por Tu Playa, era ya una puesta en acción real, masiva y de alto impacto.

Hoy, siete años después, los resultados van siendo más sólidos, y Marysol Naveda, coordinadora general de HAZla, cumple una tarea enorme. Ella organiza a todos los líderes y voluntarios para que cada año esto sea más real y efectivo. Marysol (su nombre estaba como predestinado a esta chamba) me comenta que aunque este 2019 fueron 4.000 voluntarios a nivel nacional, no hay un crecimiento en el número de líderes, ya que eso implica más trabajo, responsabilidades y coordinaciones que toman tiempo. Ella, sin embargo, feliz comenta que este año se ha sumado Puno; el reto siguiente es que se sumen Ayacucho y Huancavelica, ciudades a las que aún no han llegado. Ya sabes, quizás tú que estás leyendo puedas ser ese líder que falta.

Este año participaron 115 playas, cinco lagunas, 11 ríos o quebradas, tres áreas naturales protegidas y cinco humedales. Se recogieron 20 toneladas de basura. Una de las actividades que más dedicación toma, es segregar lo recogido para un conteo del total.

¿Qué se encontró? Bueno, aquí un poco de información compartida por el equipo de HAZla. Este año se recolectaron 22.606 colillas de cigarro (amiguito, la playa no es tu cenicero ¡por favor!), 20.282 botellas plásticas, 19.671 tapas plásticas, 16.599 tapas de metal, 16.108 bolsas plásticas sin marca… y así la lista es larga.

Muchas marcas se han encontrado en cantidades preocupantes: Coca Cola, Pilsen, D´Onofrio (y aquí me gustaría mencionar que ellos lanzaron una campaña de limpieza de playas a cambio de productos; sin embargo, eso sería un saludo a la bandera si tu marca es de las que más se encuentra botada en las playas), Plaza Vea, Gloria, etc. Algunas de ellas han reaccionado; otras, lamentablemente, ni han respondido.

Si bien es menos basura que la recogida otros años, las cifras son grandes aún. He visto que mucha más gente no solo usa los tachos, como me comenta Marysol, sino que al vernos pasar nos piden bolsas para botar su basura. Quizás, a la entrada de las playas o en el peaje, en vez de darnos volantes que son basura instantánea, podrían darnos bolsas para nuestra basura. Recuerdo que cuando era niña, eso se hacía.

Se viene Semana Santa y te reto a sumarte a la iniciativa de HAZla. Deja los lugares que visitas mejor de cómo los encontraste.

Entrevista
Marysol Naveda, coordinadora general de L.O.O.P y logística de HAZla

¿Notas un cambio en los usuarios de las playas?
Sí se ha podido notar un cambio, al menos este año se han recolectado 20 toneladas de basura y en años anteriores se recogía mucho más. También, más personas hacen uso de los tachos.

¿Qué fue lo más raro de todo lo recogido este año?
Este año se encontraron restos humanos (huesos y cráneo) en la limpieza del Humedal Campanario de Huarmey. Siendo algo muy alarmante para los voluntarios, hicieron el reporte a la policía. Luego indicaron que correspondían a restos antiguos, que pueden ser de la época prehispánica.

¿Qué se aprende en cada experiencia?
Se aprende desde cómo segregar la basura hasta qué tipo de objetos debemos tratar de dejar de usar, o por lo menos prever su disposición final. Por otro lado, tomas más conciencia sobre el estado no solo de nuestras playas, sino de otros lugares como ríos, lagunas, humedales, etc. Y que es un deber mantenerlos limpios y cuidarlos.

¿El Estado suma o queda de lado?
Desde el 2015 contamos con el apoyo institucional del Ministerio del Ambiente. Apoya en la difusión y también en articular a las municipalidades y la sociedad civil para lograr un gran cambio.

NOTAS RELACIONADAS

‘Barranco por knock out’, por Zoë Massey [AGENTE DE CAMBIO]

‘Murales al por mayor’, por Zoë Massey

‘La Hermandad de la Costura’, por Zoë Massey

‘Vidawasi, una revolución solidaria’, por Zoë Massey [AGENTE DE CAMBIO]

Tags

Lo Último


Te recomendamos