logo

Fuente : publimetro.pe

Internacional 07/04/2019

Elefante mata a un cazador y su cuerpo es devorado por leones en Sudáfrica

La víctima habría ingresado ilegalmente al Parque Nacional Kruger para cazar rinocerontes, cuyos cuernos son altamente valorizados en el mercado asiático

Por : Redacción Publimetro

Fuente : publimetro.pe

Un cazador furtivo dedicado presuntamente a cazar rinocerontes murió esta semana por la acción de un elefante, y su cuerpo fue devorado por una manada de leones en el Parque Nacional Kruger, en el noreste de Sudáfrica.

De acuerdo al diario español El País, la familia de la víctima fue informada de lo ocurrido por compañeros del fallecido, quienes le explicaron que al hombre “lo mató un elefante” el pasado martes.

Cuando la familia avisó a la Policía, un grupo de búsqueda se puso de inmediato en marcha para encontrar al cuerpo, pero al final solo logró dar con un cráneo humano y unos pantalones el jueves.

“Los indicios apuntan a que una manada de leones devoró los restos dejando solo la calavera y un par de pantalones”, explicó en un comunicado los Parques Nacionales Sudafricanos.

Los tres hombres de entre 26 y 35 años que acompañaban a la víctima en el momento del incidente fueron detenidos el miércoles y se les decomisó dos rifles y munición.

Por el momento se sabe que están acusados de posesión de armas sin licencia, conspiración para la caza furtiva y de invasión del parque sin permiso.

El gerente ejecutivo del parque extendió sus condolencias a la familia y advirtió de que “entrar al Parque Nacional Kruger ilegalmente y a pie no es prudente; tiene muchos peligros y este incidente es una muestra de ello”, en declaraciones recogidas por el medio británico BBC.

El Parque Nacional Kruger enfrenta desde hace tiempo un grave problema de caza furtiva ilegal para hacerse con cuernos de rinoceronte, los cuales son muy demandados en el mercado asiático.

El sábado, las autoridades aeroportuarias de Hong Kong incautaron la mayor cantidad de cuernos de rinoceronte en cinco años, valorados en más de dos millones de dólares.