logo

Fuente : publimetro.pe

Actualidad 07/07/2013

Abu Qatada fue finalmente expulsado de Londres

Este predicador, que se había convertido en la pesadilla de las autoridades británicas, que llevaban diez años tratando de expulsarlo, fue presentado ante el fiscal de la Corte de Seguridad del Estado —un tribunal militar situado justo al lado del aeropuerto—, indicó una fuente judicial a la AFP.

Por : Redacción Publimetro

Fuente : publimetro.pe

El clérigo radical islamista Abu Qatada, expulsado el domingo de Gran Bretaña tras años de batalla judicial, fue inculpado de terrorismo poco después de llegar a Jordania, donde se declaró no culpable.

Abu Qatada, considerado el “embajador de Bin Laden en Europa”, partió de Londres de madrugada, bajo escolta británica y jordana, y llegó a la capital jordana poco antes de las 10H00 (07H00 GMT).

Este predicador, que se había convertido en la pesadilla de las autoridades británicas, que llevaban diez años tratando de expulsarlo, fue presentado ante el fiscal de la Corte de Seguridad del Estado —un tribunal militar situado justo al lado del aeropuerto—, indicó una fuente judicial a la AFP.

La Corte le señaló su inculpación por “complot con miras a cometer actos terroristas” y este islamista de 53 años fue puesto en detención preventiva por 15 días, agregó esta fuente.

“Abu Qatada se declaró no culpable”, dijo su abogado, Taysir Diab, precisando que a partir del lunes presentará un recurso para obtener la liberación bajo fianza de su cliente.

El padre de Abu Qatada y sus tres hermanos pudieron abrazarlo en el tribunal, indicó uno de sus hermanos, destacando que lo había encontrado “tranquilo” durante la audiencia.

Su partida supone un alivio para las autoridades británicas que gastaron 1,7 millones de libras (2 millones de euros) durante 10 años de saga judicial y diplomática, que terminó con esta expulsión.

“Estoy completamente satisfecho. Es algo que el gobierno se había comprometido a hacer, y lo hemos hecho”, declaró el primer ministro David Cameron a varias cadenas de televisión de su país.

“Como el resto de los británicos, no podía soportar que se hubiera tardado tanto y que haya sido tan difícil expulsar a este hombre que no tiene ningún derecho a estar en nuestro país, que es una amenaza para nuestro país”, añadió.